Cómo el coronavirus afecta la industria tecnológica