Del uno al 10: aquí están los autos más rápidos del mundo en 2019

Velocidad por sobre todas las cosas: los autos más rápidos del mundo en 2019

Hay muchas maneras de clasificar las cualidades de un automóvil, pero de todas ellas la velocidad es, quizá, la que genera mayores consensos. Y justamente de los autos más rápidos del mundo es de lo que te vamos a hablar a continuación: auténticos objetos del deseo de la mayoría –sino todos– de los amantes de los superdeportivos.

Los autos que listamos a continuación son los modelos de producción más rápidos del planeta. El énfasis está en la palabra “producción”: los bólidos y modelos personalizados –y por lo tanto, únicos– no califican. También intentamos limitar nuestra selección a aquellos con velocidades máximas contrastadas y reconocidas como legítimas por los medios automotrices autorizados.

No se hable más: los siguientes son, a día de hoy, los vehículos de producción más rápidos sobre la faz de la tierra.

Los más rápidos

Modelo Velocidad Máxima
Bugatti Chiron Super Sport 300+ 304 mph
Hennessey Venom F5 301 mph (supuestamente)
SSC Tuatara 300 mph (supuestamente)
Koenigsegg Agera RS 278 mph
Hennessey Venom GT 270 mph
Bugatti Veyron Super Sport 268 mph
Bugatti Chiron 261+ mph (supuestamente)
Rimac Concept Two 258 mph (supuestamente)
SSC Ultimate Aero 256 mph
Aston Martin Valkyrie 250 mph (supuestamente)

1- Bugatti Chiron Super Sport 300+ (304 mph – 489.24 km/h)

El auto más rápido del mundo es el Bugatti Chiron Super Sport 300+. El piloto británico Andy Wallace alcanzó las 304 mph (489.24 km/h) al volante de este modelo de edición limitada el pasado mes de agosto de 2019, convirtiéndose en la primera persona en traspasar el umbral de las 300 mph en un automóvil de producción. Muchos de los rivales de Bugatti aseguran haber superado las 300 mph en varias ocasiones; en lugar de hablar, el fabricante francés fue a la pista de pruebas Ehra-Lessien, en Alemania, y lo hizo.

“It’s pretty cool”, respondió Wallace con una sonrisa cuando Digital Trends le preguntó cómo se siente ir a 304 mph.

El automóvil récord es una evolución de 1,600 caballos de fuerza del Chiron regular. Podría ir incluso superar las 304 mph, según Wallace, pero Bugatti anunció que dejará de perseguir récords de velocidad para enfocarse en otros proyectos.

2- Hennessey Venom F5 (301 mph – 484.4 km/h… o eso dicen ellos)

En términos de velocidad máxima, Hennessey Performance Engineering está pasando por encima de la competencia. El Venom GT de Hennessey, que registró su marca monumental —pero no oficial— de 270 mph en 2014, estuvo en la cima de esta lista durante un buen tiempo. Y ahora, tres años más tarde, Hennessey vuelve a desafiar las leyes de la física.

Todo esto tiene que confirmarse de manera oficial, pero les vamos a otorgar el beneficio de la duda, sobre todo porque nos ilusiona mucho la posibilidad de que un carro “de producción” alcance estas cifras y no se disuelva sobre el asfalto. Con una velocidad máxima (supuesta) de 301 mph, el Venom F5 rompe la cifra de velocidad máxima anterior por más de 30 millas. Para hacerlo, Hennessey trabajó en un nuevo chasis de fibra de carbono de 2,950 libras (el Venom GT está basado en el Lotus Exige), chasis al cual atornilló un motor V8 de 7.4 litros con doble turbo y 1,600 caballos de fuerza. Los resultados son absolutamente asombrosos, ya que el modelo puede pasar de 0 — 249 — 0 mph en menos de 30 segundos en total. Pero como hemos dicho, Hennessey todavía tiene que confirmar estas cifras de velocidad con los amigos del Libro Guinness de Récords Mundiales.

3 – SSC TUATARA (300 MPH – 482.8 KM/h, supuestamente…)

Shelby SuperCars (SSC) no tiene nada que ver con Carroll Shelby de Cobra, pero sí obtuvo –brevemente– los derechos de fanfarronería de máxima velocidad con su Ultimate Aero, que alcanzó un máximo de 256 mph (412 km/h) en 2007 (ver más abajo). El sucesor del Ultimate Aero se ha estado diseñando durante algún tiempo, y SSC finalmente está listo para mostrarlo al mundo.

Con el Tuatara, SSC apunta a 300 mph, o lo que es lo mismo, 482.8 km/h. Para lograrlo, el nuevo supercar utiliza un V8 sobrealimentado de 5.9 litros de diseño propio. El monstruoso motor produce unos 1,750 caballos de fuerza usando etanol E85, o 1,350 caballos con gasolina de 91 octanos. Esa potencia se envía a las ruedas traseras a través de una transmisión automática de siete velocidades. El Tuatara pesa 2,750 libras en seco (casi 1,250 kg), y en SSC aseguran que es más aerodinámico que rivales tales como el Hennessey Venom F5, el Bugatti Chiron y el Koenigsegg Agera, con un coeficiente de resistencia 0.27.

SSC fabricará solo 100 Tuataras en su fábrica en West Richland, Washington. Se espera que las entregas comiencen en 2019, momento en el cual el Tuatara podría haberse coronado como el nuevo campeón de la velocidad máxima en un carro de producción y legal para ir por las carreteras.

4 – Koenigsegg Agera RS (278 mph – 447.39 km/h)

En términos de hojas de especificaciones, el Venom F5 de Hennessey es impresionante. Su velocidad máxima reclamada de 301 mph deja atrás a varios por un margen muy significativo, aunque Hennessey no ha verificado sus números con el Libro Guinness de Récords Mundiales. Koenigsegg ha hecho sus tareas ante testigos, y aunque en esta lista obtiene la medalla de plata, en el mundo “oficial” el Agera RS es el verdadero rey de la velocidad.

Para establecer el récord oficial, Koenigsegg le pidió al Departamento de Transporte de Nevada que cerrara un tramo de 11 millas de la Ruta 160 entre Las Vegas y Pahrump. En esta carretera pública, el superdeportivo sueco de 1,160 hp alcanzó en un momento las 284.55 mph durante su primera carrera, y 271.19 mph durante la segunda, lo cual promedia 277.9 mph. Puedes ver la carrera aquí.

5 – Hennessey Venom GT (270 mph – 434 km/h)

Combine un chasis Lotus Elise y un motor V8 con 1.244-hp 7.0 litros twin-turbocharged y tendrá uno de los autos de producción más rápido del mundo. Claro está, eso depende de lo que usted defina por “carro de producción” y por “rápido.”

Hennessey registró el año pasado una velocidad de 270.4 mph (434 km/h) en el Kennedy Space Center, pero solamente en una dirección. Usualmente se hace el recorrido en dos direcciones, se registra el promedio y se tiene en cuenta las condiciones del viento.

También está el debate sobre el hecho de que este carro es hecho a mano y por ende, si el Venom GT puede entrar en la categoría de carro de producción. A pesar de que dice tener la velocidad más rápida registrada, este monstruo de Hennessey no es reconocido como el más rápido por el libro de récords Guinness.

6 – Bugatti Veyron Super Sport (268 mph – 431 km/h)

Cuando Volkswagen compró la marca Bugatti, tenía un objetivo: construir el auto de producción más  rápido del mundo. El Veyron logró ese objetivo con un precio de $1.7 millones y un quad-turbo charger de motor W16 produciendo 1.000 hp. Sin embargo el Veyron fue destronado por SSC Ultimate Aero así que Bugatti decidió invertir en el Veyron Super Sport. El resultado fue un Veyron-Plus de 1.200 hp y cambios en el diseño aerodinámico con el fin de ganar unas millas extra por hora.

Tiene una velocidad de 268 mph (431km/h), registrados en la pista Volkswagen Ehra-Lessein. Es reconocido por el libro Guinness de récords como el auto de producción más rápido del mundo. El Veyron Grand Sport Vitesse es el auto convertible más rápido, con una velocidad máxima de 254 mph (408 km/h).

7 – Bugatti Chiron (261+ mph – 420 km/h)

El Bugatti Veyron ya era una hazaña monumental de ingeniería, un superdeportivo cuyo desempeño fue tan maravilloso, que el presentador de Top Gear, James May, dijo que era el equivalente en automóvil al Concorde. Después de diez años de producción, el Grupo Volkswagen ha dado a conocer el sucesor del Veyron, el Bugatti Chiron.

Llamado así en honor a un centauro de la mitología griega, el Chiron está destinado a superar al Veyron en todos los sentidos. Alcanza las 261 mph usando los ajustes que lo hacen también legal para ir por cualquier calle, y unos 1,500 caballos de fuerza que lo convierten en una bestia en cadenas. Justamente en la pista es en donde Bugatti pretende romper éstas, y superar el récord de velocidad actual (271 mph) en poder del Hennessey Venom GT. Por ahora, su velocidad máxima sigue siendo un misterio para el público. Aunque el Chiron está concebido como un auto de carreras, se tiene que ser un profesional para hacerlo funcionar, ya que está diseñado para ajustar automáticamente su maquinaria según la velocidad aumente o disminuya, asegurando así un rendimiento óptimo.

El Chiron es una especie de rey entre los coches de lujo, lo cual le es muy apropiado, ya que como los reyes, sólo unos pocos podrán obtenerlo. Sólo 500 modelos se fabricaron, y cuestan unos nada despreciables $ 2.6 millones de dólares.

8 – Rimac Concept Two (258 mph – 415.2 km/h supuestamente)

En 2016, la firma croata Rimac Automobili llamó la atención del mundo con su Concept One, un superdeportivo eléctrico tan potente que casi mata a Richard Hammond de The Grand Tour. En el Motor Show de Ginebra 2018, la compañía presentó un sucesor aún más rápido: el Concept Two.

Todo lo relativo a este Concept Two es demencial. Rimac afirma que sus cuatro motores eléctricos producen una potencia combinada de 1,914 caballos de fuerza y 1,696 libras-pie de torque, haciendo que pase de 0 a 60 mph en 1.85 segundos. Esto lo convertiría en el automóvil de producción de aceleración más rápida del mundo, eléctrico o no. Su velocidad máxima es de 258 mph, y Rimac afirma que el paquete de batería de 120 kilovatios-hora proporcionará 404 millas de alcance en el nuevo estándar de prueba de ciclo de conducción europeo.

Como sea, nadie podrá verificar estos números hasta 2020, que es cuando Rimac comenzará la producción del carro. La compañía solo piensa fabricar 150 automóviles (incluyendo algunos para los EE.UU.), y se espera que su precio se sitúe en algún punto más allá del millón de dólares. Eso sí, Rimac recientemente consiguió la inversión de Porsche, por lo que es posible que la tecnología de la compañía alemana haga sus automóviles (un poco) más asequibles en el futuro.

9 – SSC Ultimate Aero (256 mph – 411 km/h)

Por un momento, el grupo Volkswagen y Bugatti fueron sobrepasados por una compañía de la que nadie había escuchado hablar.

Shelby SuperCars (SSC) tuvo el título del carro más rápido del mundo. Alcanzó 256 millas por hora (411 km/h) en el 2007, batiendo el récord de la versión no deportiva del Veyron. La velocidad fue alcanzada gracias a un motor V8 de 6.3 litros con 1.287 hp. No tiene ayudas eléctricas que le ayude a alcanzar ese poder, creando una experiencia única de conducción de autos para los expertos  un escenario de muerte para los no profesionales.

10 – Aston Martin Valkyrie (250 mph – 402.3 km/h, supuestamente)

Aston Martin se asoció con Red Bull Racing para desarrollar el Valkyrie, un superdeportivo que se beneficia de la tecnología afinada en el paddock de la Fórmula 1. Aunque todavía no se ha lanzado la versión final, sabemos que usará un motor V12 de 6.5 litros montado en la mitad, afinado para generar 900 caballos de fuerza. Es una estadística impresionante por sí misma, pero el 12 cilindros es parte de un tren motriz híbrido en esta creación. Aston predice que la potencia total del Valkyrie se ubicará en torno a los 1,130 caballos de fuerza, suficiente para alcanzar una velocidad máxima de 250 millas por hora. En todo caso, tendremos que esperar el modelo de producción definitivo y ver si cumple con esas predicciones.

*Actualizado el 11 de diciembre de 2019 por Daniel Matus.

Recomendaciones del editor