Nueve animales que se extinguieron en las últimas décadas

En el espacio de apenas dos décadas, más de 500 especies de animales han sido registradas en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), prueba de que el cambio climático tiene repercusiones sobre toda la biodiversidad de la Tierra y no solamente se trata de un problema que nos afecte a nosotros. He aquí algunos ejemplos: estos son algunos de los animales que se han extinguido en las últimas décadas debido a la intervención humana.

Te va a interesar:

La entidad divide las especies en nueve categorías: no evaluadas; datos insuficientes; preocupación menor; casi amenazada; vulnerable; en peligro; en peligro crítico; extinta en la naturaleza; y extinta. Según la UICN, más de 38,500 especies están en peligro de extinción, es decir, un tercio de las 138,000 evaluadas. Entre las más amenazadas, se encuentran los anfibios (41%), los tiburones y rayas (35%) y los mamíferos (26%).

Según la UICN, más que una lista de especies y su estado, la Lista Roja es una “herramienta poderosa para informar y catalizar acciones para la conservación de la biodiversidad y el cambio de políticas, fundamental para proteger los recursos naturales que necesitamos para sobrevivir”.

Pájaro carpintero de pico de marfil, Estados Unidos

Pájaro carpintero de pico de marfil
Getty Images

El pájaro carpintero de pico de marfil, que llegó a ser considerado el pájaro carpintero más grande de Estados Unidos, fue declarado extinto en septiembre de 2021.  Había sido incluido como una especie en peligro en 1967, aunque fue visto por última vez en abril de 1944 en Singer Tract, en la región del río Tensas en el noreste de Louisiana. Pese a décadas de búsqueda en el sureste de Estados Unidos y Cuba, no ha sido encontrado. Las principales amenazas que llevaron a su extinción fueron la pérdida del hábitat y la destrucción de los bosques.

Melomys rubicola, Australia

Melomys de Bramble
Ian Bell, Departamento de Protección Ambiental, Queensland

El melomys rubicola era un roedor nocturno endémico de la isla coralina de Bramble Cay de Australia y es considerado como el primer mamífero en extinguirse debido al cambio climático provocado por el hombre: su población se vio mermada debido a la erosión de su hábitat y la vegetación, debido al aumento del nivel del mar.

El melomys rubicola tenía grandes dimensiones para tratarse de un roedor. Su cuerpo medía entre 14.8 a 16.5 centímetros y su cola, entre 14.5 y 18.5 centímetros, mientras que su peso variaba entre los 78 y 164 gramos. El último avistamiento data de 2009, y fue declarado extinto en 2015. Los científicos abrigan las esperanzas de que una especie idéntica o similar habite en Papúa Nueva Guinea.

Espléndida rana venenosa, Panamá

Espléndida rana venenosa
Marcos Guerra/Smithsonian Tropical Research Institute

La rana espléndida rana venenosa (Oophaga speciosa)  era una especie endémica de la cordillera de Talamanca, en la zona occidental de Panamá.  De un intenso color rojo, medía entre 2.6 y 3 centímetros de longitud. Fue vista por última vez en 1992, fue declarada extinta en 2020. Los investigadores creen que la deforestación y la degradación del hábitat, además del brote de un hongo en 1996, fueron las principales causas de su extinción. Debido a que se capturaba para ser comercializada, es posible que existan ejemplares vivos en cautiverio.

Bucardo, España

Bucardo
Brent Huffman / Ultimate Ungulate / IUCN Red List

El bucardo, como se llamaba la cabra montés ibérica de los Pirineos españoles (Capra pyrenaica pyrenaica), fue declarado extinto en 2000 tras la muerte de Celia, la última hembra de la especie. Su población se redujo debido a siglos de caza indiscriminada, enfermedades y la dificultad de competir con otras especies. Junto al mueyu de Portugal es una de las dos subespecies de cabra montés extintas. En 2003, fue declarada como “no extinta” o “desextinguida”, luego de que científicos lograran el nacimiento de un ejemplar clonado. Sin embargo, murió minutos más tarde, debido a fallas pulmonares.

Rinoceronte negro occidental de África

Save the Rhino

El rinoceronte negro occidental de África (Diceros bicornis longipes) fue declarado extinto en 2011. La caza deportiva redujo de forma dramática su población durante el siglo XX, al pasar de cerca de un millón de ejemplares y cuatro subespecies en la sabana africana a solo 2,300 en 2001. La agricultura industrial terminó por destruir muchos hábitats históricos de rinocerontes, según Scientific American.

Tortuga gigante de Pinta, Ecuador

Solitario George, tortuga gigante de Pinta
Getty Images

La tortuga gigante de Pinta (Chelonoidis abingdonii) era una especie de tortuga nativa de la isla Pinta del archipiélago de Galápagos, Ecuador. Fue cazada por marineros y pescadores para obtener alimentos durante los siglos XIX y XX. Las cabras, introducidas a fines de la década de 1950, terminaron por destruir el hábitat. La especie fue declarada extinta en junio de 2012 con la muerte del Solitario George, el último ejemplar y que estaba en cautiverio desde 1972.

Caracol vivíparo mooreano, Tahiti

Partula Suturalis
Simon J. Tonge / Berkley

Una serie de acciones provocados por el hombre terminó con la declaración en 2009 de la extinción en estado salvaje del partula suturalis, más conocido como caracol vivíparo mooreano y que habitaba la isla tropical de Moorea, en la polinesia francesa. El caracol terrestre africano fue introdujo en 1967 como una fuente de alimento, pero escapó y comenzó a destruir los cultivos. Los biólogos quisieron controlarlo en 1977 con la introducción del caracol rosado, pero este terminó por erradicar todos los caracoles nativos, incluyendo el caracol vivíparo mooreano. Las especies de caracoles arborícolas polinesios solo existen en cautiverio.

Delfín Baiji, China

Delfín Baiji
Institute of Hydrobiology, Chinese Academy of Sciences

El delfín baiji de China  (lipotes vexillifer) fue declarado “funcionalmente extinto” en 2007, después de que científicos responsables de su conservación no lograra ninguna especie sobreviviente a lo largo del río Yangtze. La disminución de la población de delfines baiji se atribuye a factores como la pesca excesiva, la contaminación y la pérdida de hábitat, entre otros.

El último registro documentado de la especie, también conocida como «diosa del Yangtsé», databa de 2002, cuando murió el último ejemplar en cautiverio. Sin embargo, en 2018 un equipo de conservacionistas difundió una fotografía de un ejemplar que se asemeja al delfín de agua dulce,  de un color azulado-gris con una trompa larga y una pequeña aleta dorsal triangular.

Guacamayo de Spix, Brasil

Guacamayo de Spix
Getty Images

El guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii) fue declarado extinto a fines de 2020, tras la muerte de Jewel, la última hembra de la especie. El tráfico de animales y la deforestación de los bosques brasileños considerados como los principales factores de su extinción.  El guacamayo de Spix, una de las ocho especies cuya extinción se presume confirmada o altamente probable, se hizo conocido a través de la película animada Rio.

Recomendaciones del editor