Paciente desarrolla pérdida auditiva permanente luego de contraer COVID-19

Médicos del Reino Unido han reportado el primer caso de pérdida auditiva permanente repentina asociada al COVID-19 en su país.

De acuerdo con lo publicado por los médicos en la revista BMJ Case Reports, se trataría de un efecto secundario poco común del coronavirus, pero que resulta necesario conocerlo porque el tratamiento precoz con esteroides podría servir para revertir esta condición.

Si bien no están claras las causas detrás de la pérdida auditiva repentina, sí se sabe que puede aparecer luego de una infección viral como gripe, herpes o citomegalovirus.

Primer registro en Reino Unido

El caso corresponde a un hombre de 45 años con asma, que fue derivado al departamento de otorrinolaringología luego de experimentar una pérdida de audición repentina en un oído mientras estaba internado por COVID-19.

Había permanecido 30 días hospitalizado, donde necesitó de un ventilador para respirar y desarrolló otro tipo de complicaciones. Luego de un tratamiento con remdesivir y esteroides comenzó a mejorar.

Sin embargo, una semana después de que lo desentubaran y abandonara la unidad de cuidados intensivos, notó un zumbido en su oído izquierdo (tinnitus) seguido de una pérdida auditiva repentina en el mismo.

Getty Images/Digital Trends Graphic

Un examen determinó que no tenía obstrucciones ni inflamación. También se le realizaron otras pruebas, pero todas ellas salieron negativas. Así, los médicos concluyeron que su pérdida auditiva estaba relacionada con la infección por COVID-19.

“A pesar de la considerable literatura sobre Covid-19 y los diversos síntomas asociados con el virus, hay una falta de discusión sobre la relación entre COVID-19 y la audición”, señalan los autores de la publicación.

En el caso del paciente, luego de recibir tratamientos con tabletas e inyecciones de esteroides, recuperó su audición de forma parcial.

“Este es el primer caso informado de pérdida auditiva neurosensorial después de la infección por COVID-19 en el Reino Unido. Dada la presencia generalizada del virus en la población y la morbilidad significativa de la pérdida auditiva, es importante investigar esto más a fondo”, señalan los médicos detrás del informe.

Recomendaciones del editor