Alcohol gel y su eficacia contra el coronavirus, ¿en qué debemos fijarnos?

Las autoridades sanitarias de todos los países se han esmerado en compartir una serie de recomendaciones con el fin de evitar la propagación del coronavirus. Quizás las más importantes dicen relación con el distanciamiento social y las medidas de higiene.

Estas consistirían en un frecuente lavado de manos con agua y jabón y la utilización del ya famoso alcohol gel cuando no estamos en casa. Sin embargo, vale la pena preguntarse qué tan efectivo puede resultar la aplicación de este producto, más aún si se tiene en cuenta que no todos servirían.

La Organización Colegial de Enfermería de España fue una de las primeras en advertir sobre la utilidad de estos elementos preventivos. De hecho, emitió un comunicado de prensa donde explicaba en qué debemos fijarnos para que la eficacia del alcohol gel sea óptima y pueda ayudarnos a evitar contagios por coronavirus.

“Antes de comprarlos se deben tener en cuenta la concentración de alcohol que lleva y frente a qué microorganismos es efectivo. Estamos preocupados porque los ciudadanos están comprando y utilizando algunos geles que no sirven frente al virus y su uso les da una falsa sensación de seguridad que puede llegar a exponerlos al COVID-19, con las consecuencias fatales que esto puede llegar a suponer”, explica en el comunicado Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

¿A qué debemos prestar atención?

Para que un alcohol gel sea eficaz contra el coronavirus debe tener un porcentaje mínimo de alcohol. De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés), el porcentaje de alcohol debe ser, al menos del 60 por ciento.

“Si no hay agua y jabón disponibles, usar un desinfectante para manos con al menos 60% de alcohol puede ayudar a evitar enfermarse y propagar gérmenes a otras persona”, señala el CDC en su sitio web.

Si no se cumple esta cantidad, el mismo organismo advierte que el producto podría no funcionar bien para muchos tipos de gérmenes.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud señala que las soluciones de alcohol que contengan entre un 60 y un 80 por ciento, tienen actividad microbicida. Además afirma que la eficacia óptima para productos usados para el frotado de manos se obtiene con elementos que contengan entre un 75 y 85 por ciento v/v (volumen a volumen) de etanol, isopropanol, n-propanol o una combinación entre todas estas sustancias.

Al mismo tiempo, si el producto no especifica su porcentaje de alcohol, una buena manera de determinar si nos sirve es fijarnos en el tipo de gel que tenemos, vale decir si es de tipo bactericida o virucida.

El primer tipo resulta útil para la prevención de infecciones de tipo bacteriano, mientras que el segundo está indicado para las de tipo víricas, como el coronavirus. Por lo tanto, si el envase del producto dice “desinfectante”, “antiséptico” o “viricida”, nos resultaría eficaz contra el SARS-CoV-2.

Recomendaciones del editor