Vigilan el distanciamiento social con drones autónomos

A medida que avanza el desconfinamiento en muchos países, asegurar que las personas cumplan con las medidas de distanciamiento social, necesarias para evitar los riesgos de propagación del coronavirus, se ha transformado en un desafío para las autoridades.

Pero la policía de Singapur parece haber encontrado una solución. En conjunto con la gubernamental Agencia de Ciencia y Tecnología del Equipo Local (HTX), está probando dos drones sin pilotos para verificar el cumplimiento de las medidas de prevención.

Los aparatos de 10 kilos (22 libras) están programados para rastrear anomalías, como reuniones de personas, y transmitir estas secuencias a la policía.

Según el Low Hsien Meng, del Centro de Robótica, Automatización y Sistemas No Tripulados de la HTX, las naves pueden identificar ubicaciones y hacer zoom en áreas que podrían no ser visibles para los agentes de policía que circulen a pie o en vehículos.

En marzo de 2020, el gobierno de España ya había usado drones para controlar el cumplimiento de las medidas de confinamiento, pero estos eran operados por policías.

“A diferencia de los drones convencionales donde siempre se requiere un piloto, estos drones autónomos brindan una vista panorámica sobre un área grande y, por lo tanto, son una forma mucho más segura y rentable de obtener una mayor comprensión de las operaciones policiales”, dijo la HTX en una publicación en su sitio web.

Los aparatos usados en Singapur son desarrollados por la compañía israelí Airobotics. Según la firma, es la primera vez que drones comerciales automáticos han sido aprobados para volar sobre una gran metrópolis.

Los aparatos comenzaron a ser probados en mayo de 2020 sobre un polígono industrial en el oeste de la ciudad, en un proyecto piloto que tendrá una duración de tres meses y medio.

“Estamos ayudándolos a mantener operaciones normales. La pandemia creó una situación en la que podría ser difícil para la policía mantener las operaciones”, afirmó el CEO de Ran Krauss, en declaraciones a la agencia Reuters.

Airobotics invirtió unos $ 100 millones para desarrollar los drones y, según la compañía, está en conversaciones con otras ciudades para desplegarlos.

Recomendaciones del editor