Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

COVID-19 fue creado como arma biológica en China: afirma investigación de diario inglés

Un médico con un traje de protección con un cartel en la mano que dice: "Detengan al COVID-19".
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Un extenso reportaje y una investigación de meses del diario The Sunday Times certifica que el COVID-19 fue creado en un laboratorio como una arma biológica y que accidentalmente se propagó debido al descuido de los científicos que estaban resguardando el trabajo.

El medio británico afirmó que “los científicos en Wuhan que trabajaban junto con el ejército chino estaban combinando los más letales coronavirus del mundo con el fin de crear un nuevo virus mutante justo cuando comenzó la pandemia”. 

“Investigadores que examinaron indagaciones científicas y comunicaciones ultrasecretas interceptadas creen que los científicos chinos estaban ejecutando un proyecto encubierto de peligrosos experimentos, que provocó una filtración del Instituto de Virología de Wuhan y comenzó el brote de Covid-19“, agregó el periódico.

Variante COVID-19
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

¿Cómo se hizo el reportaje sobre el COVID-19 como arma química?

  • The Sunday Times revisó cientos de documentos, incluidos informes previamente confidenciales, memorandos internos, artículos científicos y correspondencia por correo electrónico que se ha obtenido a través de fuentes o por activistas de la libertad de información en los tres años transcurridos desde la pandemia. Además, señalan que se han hecho entrevistas a los investigadores del Departamento de Estado de Estados Unidos, incluidos expertos en China, que realizaron la primera investigación importante del país norteamericano sobre los orígenes del brote de Covid-19.

  • “Si el virus surgió como resultado de una fuga de un laboratorio o de la naturaleza se ha convertido en uno de los problemas más controvertidos de la ciencia. Los investigadores que han intentado encontrar pruebas concluyentes se han visto obstaculizados por la falta de transparencia de China”, advierten.

Tokio alcanza cifra récord de contagios en medio de los Juegos Olímpicos
Getty Images.

¿Cómo se habría originado el virus y la filtración?

  • El periódico británico afirma que el instituto de Wuhan “estaba involucrado en experimentos cada vez más arriesgados sobre los coronavirus que recopiló de los murciélagos.  Inicialmente, hizo públicos sus hallazgos y argumentó que los riesgos asociados eran justificados porque el trabajo podría ayudar a la ciencia a desarrollar vacunas”.
  • Pero, esto cambió en 2016 luego de que los investigadores descubrieran un nuevo tipo de coronavirus en un pozo de mina en Mojiang, en la provincia de Yunnan, donde las personas habían muerto por síntomas similares a los del SARS.

  • El periódico sostiene que “en lugar de advertir al mundo, las autoridades chinas no informaron sobre las muertes”, y que “los virus encontrados allí ahora se reconocen como los únicos miembros de la familia inmediata de Covid-19 que se sabe que existieron antes de la pandemia”. Tras ello, fueron transportados al Instituto de Wuhan y el trabajo de sus científicos quedó clasificado.

  • Un investigador estadounidense dijo que “ahí fue exactamente cuando comenzó el programa de clasificados. Mi opinión es que la razón por la que se encubrió Mojiang se debió al secreto militar relacionado con la búsqueda [del ejército] de capacidades de doble uso en armas biológicas virológicas y vacunas”.

  • Según científicos norteamericanos, el programa clasificado tenía como objetivo hacer que los virus de las minas fueran más infecciosos para los humanos. Y creen que esto habría conducido a la creación del virus Covid-19 y que se filtró a la ciudad de Wuhan después de un accidente de laboratorio.

“Se ha vuelto cada vez más claro que el Instituto de Virología de Wuhan estuvo involucrado en la creación, promulgación y encubrimiento de la pandemia de Covid-19″, dijo uno de los investigadores.

Mascarilla anti-COVID-19
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor
  • “Encontraron evidencia de que los investigadores que trabajaban en estos experimentos fueron llevados al hospital con síntomas similares a los de Covid en noviembre de 2019, un mes antes de que Occidente supiera de la pandemia”. Incluso, afirman que uno de sus familiares murió.

El trabajo de mutación para crear el COVID-19

  • La doctora Shi Zhengli, de 39 años, parte del Instituto de Virología de Wuhan asumió el trabajo de descubrir cómo había surgido el Sars. Ella y su equipo se centraron en los murciélagos, que se habían relacionado con otros virus mortales, como la rabia, el nipah y el marburgo. Zhengli comenzó a buscar colonias de murciélagos en cuevas en el sur de China en 2004.

  • Shi se unió a un experto en murciélagos británico, el Dr. Peter Daszak.

  • El equipo de Shi proporcionó el trabajo de campo para la campaña del fideicomiso y los laboratorios para probar y experimentar con los virus. En 2009, el fideicomiso recibió $18 millones durante cinco años de un nuevo programa, llamado Predict, para identificar virus pandémicos. Poco después, el fideicomiso fue renombrado como EcoHealth Alliance y Daszak asumió el cargo de presidente. Los colaboradores chinos que ayudaron a ponerlo en el mapa también fueron recompensados: $1 millón de la subvención Predict se redirigió al instituto de Wuhan.

  • En paralelo en el mismo periodo, un virólogo estadounidense llamado Ralph Baric, comenzó a inyectar virus Sars a ratones “humanizados”, creados en su laboratorio, inyectándoles genes que les permitieron desarrollar pulmones y sistemas vasculares similares a los nuestros.
  • El equipo de Shi logró un gran avance en 2012. Recuperaron un virus que era el más cercano a Sars de los encontrados en ese momento en una cueva china. Lo etiquetaron como WIV1, utilizando las iniciales del instituto, y demostraron mediante trabajos de laboratorio que era capaz de infectar células humanas. Pero no pudieron cultivar cantidades suficientes de un segundo virus similar al Sars encontrado en la cueva, etiquetado como SHC014, para realizar pruebas similares.

  • Shi necesitaba la experiencia de Ralph Baric, el veterano virólogo de la Universidad de Carolina del Norte. Ella lo contactó en 2013 y él accedió a ayudar.

Una persona sostiene una jeringa y una dosis de la vacuna contra el COVID-19 con imágenes del virus SARS-CoV-2 de fondo
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor
  • El Instituto de Wuhan proporcionó al equipo de Baric la secuencia genética de SHC014 para que pudiera recrear los genes a partir de las púas microscópicas que sobresalen de sus costados. Luego, los científicos estadounidenses insertaron el “gen de la espiga” de SHC014 en una copia del virus Sars original que Baric había creado en su laboratorio y probaron el nuevo mutante en sus ratones humanizados.

La copia combinada de Sars y el virus SHC014 era un potencial asesino en masa. Causó daño pulmonar severo en ratones humanizados y fue resistente a las vacunas desarrolladas para Sars.

  • En 2015, los científicos de Wuhan seleccionaron tres virus mutantes cultivados en laboratorio, creados al mezclar virus similares a Sars con WIV1, que habían demostrado infectar células humanas. El objetivo era ver si los virus tenían el potencial de desencadenar una pandemia si se fusionaban, como podría ocurrir de forma natural en una colonia de murciélagos. El virus WIV1 original se inyectó en otro grupo de ratones como comparación.

  • Los ratones fueron monitoreados en sus jaulas durante dos semanas. Los resultados fueron impactantes. El virus mutante que fusionó WIV1 con SHC014 mató al 75 por ciento de los roedores y fue tres veces más letal que el WIV1 original. Los científicos habían creado un supercoronavirus altamente infeccioso con una tasa de mortalidad aterradora que con toda probabilidad nunca habría surgido en la naturaleza. El nuevo virus genéticamente modificado no era el Covid-19, pero podría haber sido aún más mortal si se hubiera filtrado.

El COVID-19

En los linfocitos T podría estar la clave contra el COVID-19
Edward Jenner/Pexels
  • El Departamento de Estado de EE.UU. comenzó antes de la pandemia de COVID-19 a investigar cómo China estaba haciendo experimentos con virus y mutaciones en sus laboratorios.
  • El informe de los investigadores se publicó a principios de 2021. Hizo dos afirmaciones: que los científicos de Wuhan estaban realizando experimentos con RaTG13 de la mina Moijang y que la investigación militar encubierta, incluidos los experimentos con animales de laboratorio, se estaba realizando en el instituto antes de la pandemia.
  • El Dr. Steven Quay, un científico estadounidense que asesoró al Departamento de Estado en su investigación, cree que el secreto del instituto de Wuhan sobre el virus de la mina nunca tuvo sentido. “Nunca ha habido un ejemplo de un virus de murciélago que infecte directamente a humanos y mate”, dijo. Sars era un virus de murciélago que infectaba a las personas a través de un animal intermediario. “Si esos mineros murieron por un virus de murciélago, esa fue la primera vez en la historia de la ciencia humana que eso sucedió. Y los chinos no lo publicaron”, agregó. Los investigadores creen que Daszak no se enteró de esta parte del trabajo

  • Quay cree que el covid-19 se creó al insertar un sitio de escisión de furina en uno de los virus de la mina y luego pasarlo en serie a través de ratones humanizados. Presentó una declaración al Senado de los Estados Unidos explicando el proceso. “Infectas a los ratones, esperas una semana más o menos y luego recuperas el virus de los ratones más enfermos. Entonces repites. En cuestión de semanas, esta evolución dirigida producirá un virus que puede matar a todos los ratones humanizados”.

Los investigadores creen que el ejército chino se interesó en desarrollar una vacuna para los virus para que pudieran usarse como posibles armas biológicas. Si un país pudiera inocular a su población contra su propio virus secreto, podría tener un arma para cambiar el equilibrio del poder mundial.

Cómo se habría filtrado el COVID-19

Imagen del coronavirus
Getty Images/Digital Trends Graphic
  • Interceptaciones de comunicaciones supuestamente muestran que tres investigadores del instituto de Wuhan que trabajaban en su laboratorio de nivel 3 en el trabajo de ganancia de función del coronavirus se enfermaron con síntomas de coronavirus en la segunda semana de noviembre de 2019, cuando muchos expertos creen que comenzó la pandemia. Uno de los miembros de la familia de los investigadores murió más tarde.
  • El Instituto de Wuhan emitió una patente el 15 de noviembre para un torniquete para tratar a los investigadores que están “expuestos accidentalmente, especialmente cuando se producen heridas como pinchazos con agujas y cortes con cuchillas”. Unos días después, envió una solicitud de adquisición de un incinerador para desinfectar el aire que salía de su complejo de laboratorios.
  • El 19 de noviembre, el director de seguridad de la Academia de Ciencias de China realizó una visita, según el sitio web del instituto. Se dirigió a una reunión de la dirección del instituto con importantes instrucciones “orales y escritas” del Presidente de China, Xi Jinping, sobre “una situación compleja y grave”.
  • Un estudio posterior realizado por académicos de la Universidad de Wuhan ubicó los puntos críticos en Wuhan donde las personas informaban en las redes sociales que necesitaban tratamiento para Covid. En ese momento, las autoridades estaban ansiosas por restar importancia a la sugerencia de que el mercado de mariscos de Huanan de la ciudad era la fuente del brote; el estudio se utilizó para mostrar que los puntos críticos iniciales en diciembre y enero estaban a varias millas de distancia.

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
Los antiácidos podrían provocar demencia y eso es algo muy serio
Sandwich y dolor de estómago

Si eres de esas personas que sufre con acidez estomacal, seguramente tendrás que leer esta información, ya que un estudio científico danés sacó una correlación entre el consumo de antiácidos con la posibilidad de sufrir demencia.

Investigadores del Hospital Universitario de Copenhague y la Universidad de Aarhus, Dinamarca, han estudiado la posible asociación entre los inhibidores de la bomba de protones (IBP), medicamentos antiácidos de uso común para suprimir la producción de ácido estomacal, y un mayor riesgo de demencia.

Leer más
Chatbots de IA podrían planificar una guerra con armas biológicas
chatbots ia guerra armas biologicas national cancer institute eo 4dqpusqa unsplash

Dentro de los potenciales peligros que se han asociado a la IA, existe uno que debe estar entre los más catastróficos, el uso de lenguaje artificial para planificar una guerra con armas biológicas.
Un informe de la Rand Corporation probó varios modelos de lenguaje grandes (LLM) y descubrió que podían proporcionar una guía que "podría ayudar en la planificación y ejecución de un ataque biológico". Sin embargo, los resultados preliminares también mostraron que los LLM no generaban instrucciones biológicas explícitas para crear armas.
El informe dice que los intentos anteriores de convertir agentes biológicos en armas, como un intento de la secta japonesa Aum Shinrikyo de usar toxina botulínica en la década de 1990, habían fracasado debido a la falta de comprensión de la bacteria. La IA podría "cerrar rápidamente esas brechas de conocimiento", según el informe. El informe no especificó qué LLM evaluaron los investigadores.

En un escenario de prueba ideado por Rand, el LLM anónimo identificó agentes biológicos potenciales, incluidos los que causan la viruela, el ántrax y la peste, y discutió sus posibilidades relativas de causar muertes masivas. El LLM también evaluó la posibilidad de obtener roedores o pulgas infestados de peste y transportar especímenes vivos. A continuación, mencionó que la magnitud de las muertes proyectadas dependía de factores como el tamaño de la población afectada y la proporción de casos de peste neumónica, que es más mortífera que la peste bubónica.
Los investigadores de Rand admitieron que extraer esta información de un LLM requería "jailbreaking", el término para el uso de mensajes de texto que anulan las restricciones de seguridad de un chatbot.
En otro escenario, el LLM anónimo discutió los pros y los contras de los diferentes mecanismos de administración de la toxina botulínica, que puede causar daños fatales en los nervios, como los alimentos o los aerosoles. El LLM también asesoró sobre una historia de encubrimiento plausible para adquirir Clostridium botulinum "mientras parecía realizar una investigación científica legítima".
La respuesta del LLM recomendó presentar la compra de C. botulinum como parte de un proyecto que busca métodos de diagnóstico o tratamientos para el botulismo. La respuesta de LLM agregó: "Esto proporcionaría una razón legítima y convincente para solicitar acceso a la bacteria mientras se mantiene oculto el verdadero propósito de su misión".
"Sigue siendo una pregunta abierta si las capacidades de los LLM existentes representan un nuevo nivel de amenaza más allá de la información dañina que está fácilmente disponible en línea", dijeron los investigadores.

Leer más
La ciencia es tajante: cuánta carne roja debes comer a la semana
cuanta carne roja debes comer a la semana eiliv aceron ylamh x sse unsplash

Si eres de las personas que disfrutan de un buen desayuno inglés, con tocino y salchichas junto a las tostadas y además mantienes después una dieta con un bistec de carne al almuerzo y un trozo de hamburguesa en la noche, y si eso lo multiplicas por 3 veces a la semana, entonces estás en graves problemas.

Así al menos lo dice la ciencia, ya que una investigación de la Universidad de Harvard, que examinaron los hábitos alimenticios y las tasas de diabetes de 200.000 personas, aconsejaron ceñirse a una porción por semana para "optimizar la salud".

Leer más