¿Tu tos suena como de COVID-19? Esta aplicación te lo dice

“La tos de un paciente con COVID-19 es muy característica. Afecta tanto los pulmones, que hay repercusiones en los patrones de respiración y en varios parámetros vitales más, y estos tienen una alta probabilidad de exhibir señales distintivas muy presentes en la voz”.

Así lo planteó Rita Singh, profesora de ciencias informáticas en la Universidad Carnegie Mellon. Es bajo este principio que un equipo de investigadores de esta y otras instituciones ha desarrollado la primera fase de una aplicación que, aseguran, podrá determinar si un paciente sufre de COVID-19 con solo analizar su voz.

Una mujer tose

En la carrera por encontrar la manera más veloz, más barata y más práctica de diagnosticar esta enfermedad, constantemente están surgiendo propuestas. Sin embargo, es poco probable que llegue a surgir un método más asequible y sencillo que simplemente hablar en un teléfono, de acuerdo con Benjamin Striner, un estudiante de posgrado que colaboró en el proyecto y habló de este con el portal Futurism.com. Striner asegura que el algoritmo creado para esta aplicación podría ser una herramienta muy valiosa para rastrear la propagación del coronavirus, aunque aún se encuentra en una fase muy experimental, aclara.

Cualquiera que actualmente desee poner su tos a prueba puede usar el COVID Voice Detector a través de su sitio de internet; no sin antes pasar por una gran advertencia que asegura que se trata de un sistema experimental que no te dirá si tienes COVID-19 y que de ninguna manera se debe tomar como un diagnóstico médico válido.

Dicho esto, la advertencia continúa: “Sin embargo, por favor prueba el sistema. El objetivo principal de nuestro sistema en este momento es recolectar tantos datos de voz como sea posible, tanto de gente saludable como de gente infectada. Estos datos nos ayudarán a refinar nuestros algoritmos”.

Los investigadores se encuentran trabajando en este proyecto desde sus casas, pues el campus de la universidad está cerrado debido a la pandemia. Para complementar su trabajo, el equipo reclutó la ayuda de colegas de todo el planeta para recopilar muestras de audio, tanto de pacientes con COVID-19 confirmado como de pacientes con otras enfermedades e incluso de personas sanas o que solo tienen una gripe.

Recomendaciones del editor