Astrónomos descubren cuatro extraños y brillantes anillos

El Universo no deja de sorprender a los astrónomos. Un equipo de investigadores de la Universidad Western Sydney ha descubierto cuatro objetos astronómicos nunca antes identificados. Captados por radioscopios, los científicos han llamado a estos misteriosos ORC (Odd Radio Circles, en español Círculos de Radio Extraños) por su forma de anillo.

“Los objetos aparecen en imágenes de radio como discos circulares iluminados por el borde de aproximadamente un diámetro de arco, y no parece que correspondan a ningún tipo conocido de objeto. Especulamos que pueden representar una onda de choque esférica de un evento transitorio extragaláctico, o el flujo de salida, o un remanente, de una radiogalaxia vista de extremo a extremo”, explican los investigadores en su informe.

radioscopio Australian Square Kilometer Array Pathfinder, uno de los más sensibles del mundo
Radioscopio Australian Square Kilometer Array Pathfinder

Según los investigadores, estos objetos se parecen mucho a “supernovas, nebulosas planetarias, capas circunestelares o discos planetarios” pero no son exactamente iguales. Detectados por primera vez a finales de 2019, los científicos llegaron a pensar que podría tratarse de un fallo del radioscopio Australian Square Kilometer Array Pathfinder, uno de los más sensibles del mundo. Sin embargo, descartaron un fallo cuando utilizaron otro radioscopio, Australia Telescope Compact Array, explican en Science Alert.

“El resplandor de los bordes en algunos ORC sugiere que esta imagen circular puede representar un objeto esférico, lo que a su vez sugiere una onda esférica de algún evento transitorio. Recientemente se han descubierto varias clases de eventos transitorios, capaces de producir una onda de choque esférica, como ráfagas de radio rápidas, explosiones de rayos gamma y fusiones de estrellas de neutrones. Sin embargo, debido al gran tamaño angular de los ORC, tales eventos transitorios habrían tenido lugar en el pasado distante”, explican.

Los científicos también apunta que “es posible que los ORC representen una nueva categoría de un fenómeno conocido, como los chorros de una galaxia de radio o blazar cuando se ven de punta a punta, por el “barril” del chorro. Alternativamente, pueden representar algún remanente de un flujo de salida anterior de una radio galaxia. Sin embargo, no existen observaciones de este fenómeno que se asemejen estrechamente a los ORC en características como la ausencia de un blasón visual o de una radiogalaxia en el centro”. También barajan la posibilidad de que los ORC puedan representar más de un fenómeno.

Recomendaciones del editor