Skip to main content

Una semana a bordo del poderoso Audi RS 5 Coupé

Audi tomó al mundo por sorpresa cuando en 2007 presentó el A5, una versión de dos puertas de su popular sedán compacto A4. El modelo conservaba el manejo ejemplar del A4, pero con un estilo coupé elegante y hermoso que lo convirtió en un éxito instantáneo. Catorce años más tarde, el A5 ha evolucionado en una familia de ocho modelos con tres carrocerías distintas y tres opciones de motorización, que abarcan una gran parte del mercado de los autos de lujo y proporcionan una de las experiencias de conducción más satisfactorias en los segmentos en los que compiten.

Para esa parte del público adicta a la potencia y que prefiere los coupés a las camionetas crossovers y a los sedanes, Audi construye el modelo tope de su línea: el poderoso RS 5 coupé, el cual tuve a mi disposición por siete gloriosos días. 

El Audi RS 5 Coupé compite con otros dos legendarios monstruos de dos puertas del performance de lujo alemán, el BMW M4 y la versión coupé del Mercedes-AMG C63, acogiéndose a la fórmula básica de la concepción de dichos modelos compactos con enormes motores a gasolina y tracción en las cuatro ruedas, una fórmula que está en fase de despedida debido al advenimiento del alto desempeño eléctrico.

Tren motriz

El corazón del RS5 es un V6 con doble turbocargador de 2.9 litros y cámaras dobles sobre cabezales acoplado a la transmisión automática Tiptronic de ocho velocidades de Audi y a su legendario sistema Quattro de tracción en las cuatro ruedas. Este motor proporciona al coupé unos portentosos 444 caballos de fuerza y 442 libras pie de torque que le permiten acelerar de 0 a 60 millas por hora (96 km/h) en 3.2 segundos. Todo este poderío es penalizado en el surtidor de gasolina, ya que el RS5 solo bebe combustible prémium a un ritmo de un galón por cada 18 millas en la ciudad, y de un galón por cada 25 millas en la autopista. 

Exterior

El modelo de prueba estaba equipado con el paquete Black Optics, que ennegrece todos los emblemas y platinas que en la versiones regulares son cromadas, dándole un aspecto algo siniestro y amenazante. Esto es especialmente notorio en la parte frontal, donde la parrilla, que es más ancha y baja para 2021, parece las fauces de un animal silvestre listas para devorar todo lo que encuentre a su paso.

Sin embargo, el aspecto general del Audi RS 5  sigue siendo elegante y hasta algo sobrio, en franco contraste con los toques caricaturescos de sus rivales, por lo que logra un aire de sofisticación y una dignidad poco común en el segmento.

Interior

La cabina es el resultado de una larga evolución de un tema de diseño que Audi ha mejorado durante las últimas tres décadas, donde la horizontalidad es la norma, lo que en este modelo está acentuado por rejillas de ventilación, verdaderas y falsas, que viajan ininterrumpidamente desde el extremo derecho del cuadro de instrumentos hasta que el tablero toca la puerta del pasajero. 

Sobre ese tablero se encuentra una nueva pantalla táctil de 10.1 pulgadas que permite actuar con el sistema de infoentretenimiento de Audi. Nuestro modelo de prueba contaba con un sistema de audio Bang & Olufsen de 755 vatios y 19 bocinas opcional, y con compatibilidad de los sistemas de proyección de smartphone, Apple CarPlay y Android Auto, la cual es estándar. El cuadro de instrumento albergado en una pantalla digital de 12.3 pulgadas cuenta con el siempre entretenido sistema cabina de control virtual de Audi, el cual es especialmente útil cuando se navega por una zona desconocida.

Las butacas deportivas cubiertas en cuero acolchado logran un compromiso adecuado entre la comodidad y el soporte necesario durante la conducción agresiva, mientras que la calidad de los acabados y los materiales cubrieron las expectativas. 

Manejo

La palabra que tuve en mente durante la semana en que probé el Audi RS 5 2021 fue “equilibrio”, ya que en este vehículo enormes cantidades de potencia y excelentes dinámicas de manejo conviven con la comodidad y facilidad de conducción, características que normalmente no cohabitan. El trabajo conjunto del sistema Quattro de tracción total, que es capaz de enviar hasta 85 por ciento de la tracción a las ruedas traseras, y la asertiva y rápida transmisión Tiptronic de ocho velocidades, son responsables de gran parte de este balance.

La dirección, sin embargo, se podría beneficiar de más retroalimentación, sobre todo a alta velocidad, ya que se siente demasiado ligera para tanta potencia. El V6 se siente menos poderoso y urgido que los motores de sus competidores principales; es una de las características que ayudan a la sensación de equilibrio general del modelo. 

Lo anterior no le quita méritos al Audi RS 5 como un legítimo coupé deportivo  de alto desempeño. Su potencia sigue siendo prodigiosa, y su rendimiento, espectacular. Aun más, el inusual equilibrio que los ingenieros de Audi Sport en Ingolstadt lograron entre potencia, comodidad y manejo le da al RS 5 un atractivo único entre sus competidores, que solo podría verse disminuido para aquellos clientes que necesitan espacio para transportar a más que un niño pequeño o dos en el asiento trasero. Por fortuna, para estas personas Audi ofrece el RS 5 Sportback con cuatro puertas y un portón trasero. 

Cualquiera que sea el caso, con un precio inicial de $75,900 dólares en 2022 (el modelo de 2022 es idéntico al de 2021), sentarse detrás del volante de un Audi RS 5 nunca será una proposición barata.

Recomendaciones del editor