El nuevo Skysphere concept nos da un vistazo al futuro de Audi

El Concours d’Elegance de Pebble Beach, que tendrá lugar el próximo 15 de agosto en el marco de la Semana del Automóvil de Monterrey 2021, será el escenario del debut del Audi Skysphere, el primer representante de una familia de modelos Audi conceptuales que anticipan el futuro de la marca alemana tanto en términos de diseño como de tecnología.

El Skysphere es un elegante convertible eléctrico de dos puestos caracterizado por un agresivo estilo futurista que, a pesar de albergar a solo dos personas, cuenta con proporciones de Gran Turismo… cuando hace falta.

Así es, la gran innovación del Skysphere es su capacidad de cambiar su distancia entre ejes sobre la marcha y transformarse, con solo apretar un botón, en un Gran Turismo largo e imponente, un ágil deportivo no mucho más grande que un Audi TT.

Los sistemas ubicados detrás del eje delantero mueven el frente del automóvil hacia atrás o hacia adelante para acortar o alargar la distancia entre ejes en casi 10 pulgadas. Lógicamente, el modo o distancia larga es llamada GT y la corta Sport.

El Skysphere también viaja un poco más alto en la configuración GT gracias a un sistema de suspensión neumática en las cuatro ruedas, mientras que en el modo Sport el vehículo baja a un nivel más acorde al manejo agresivo que se experimenta en una pista.

Al extender la longitud del vehículo en modo GT se revela un atractivo panel en tonos rosa con acentos triangulares justo delante de la cabina, que hace juego con elegante panel del maletero detrás de los asientos.

El Skysphere también ofrece capacidad de conducción autónoma de nivel 4, y Audi asume que cuando se opte por usar el auto en modo GT el conductor podría preferir disfrutar del viaje más que del manejo, por lo que el volante y los pedales pueden retraerse debajo y dejar que el vehículo se encargue de la conducción.

El diseño del Audi Skysphere toma su inspiración del Horch 853 Voll & Ruhrbeck Sport Cabriolet de 1937 ganador del Concours d’Elegance de Pebble Beach en 2009, pero bajo ningún punto de vista se trata de un concepto retro, por el contrario, el Skysphere es completamente futurista tanto en sus líneas como en su concepción y funcionamiento.

Esto es más evidente en la parrilla iluminada donde sobresalen los cuatro anillos de Audi entre decenas de puntos led que sirven como luces indicadoras y otras funciones animadas. Los conjuntos ópticos delanteros de apariencia amenazante y muy estrechos albergan elementos de iluminación triangulares que según el fabricante constituyen un adelanto del futuro de la iluminación de Audi.

Audi dice que el Skysphere acelerará a 60 millas por hora en poco menos de cuatro segundos gracias a un motor eléctrico montado en la parte trasera que puede generar 624 caballos de fuerza, alimentado por una batería de 80 kilovatios-hora que reside detrás de los asientos y en la consola central del vehículo, que logra una autonomía de 310 millas (500 kilómetros) por carga según las mediciones europeas. Como cualquier auto eléctrico de tres volúmenes, el Skysphere cuenta con un frunk —por frontal trunk— o baúl frontal (como en la Ford F-150 Lightning) capaz de albergar dos bolsas de palos de golf, mientras que el baúl trasero tiene capacidad para un par de maletas de tamaño regular.

La cabina del Skysphere está cubierta de una microfibra ecológica Agave Blue y sus asientos están tapizados en cuero vegano. Según Audi, el diseño del interior del vehículo rinde homenaje a la zona de Malibú, en California, que alberga el centro de diseño de Audi donde se creo el Skysphere.

Después de su debut en los exclusivos campos de golf de Pebble Beach en Monterey, el Audi Skysphere hará una aparición mucho más pública junto con el sedán conceptual Grandsphere en el próximo Salón del Automóvil de Múnich como un adelanto del estilo y la tecnología futuros de Audi.

Recomendaciones del editor