Audi adelantó su visión del futuro del gran sedán de lujo europeo

Audi dejó ver algo, pero no mucho, de su próximo Grand Sphere concept que debutará a principios de septiembre en la nueva feria de movilidad en Múnich, Alemania.

Se trata de un fastback que recuerda al A7 pero con un tamaño más cercano al A8, cuyo reemplazo se supone estará basado en él, por lo que según Audi tiene un interior espacioso y extremadamente cómodo. Pero ¿qué fabricante de autos de lujo no dice cosas similares sobre sus vehículos?

Sin embargo, en el caso del Audi Grand Sphere concept, que fue concebido para contar con capacidad de conducción autónoma de nivel 4, la afirmación toma visos de veracidad, ya que después de todo el conductor podría pasar un buen tiempo también como pasajero, aunque queda claro que la cabina será generosa en espacio gracias a una inusualmente larga distancia entre ejes.

El concepto fue desarrollado por la división Artemis de Audi establecida en 2020 con el objetivo de acelerar el desarrollo de automóviles y tecnología a fin de competir con fabricantes jóvenes como Tesla y Rivian en el desarrollo de vehículos eléctricos. Y aunque en junio pasado Audi anunció que Artemis se centraría únicamente en el desarrollo de métodos y herramientas para el desarrollo de vehículos comandados por software, les dio tiempo de desarrollar algunos conceptos, entre ellos el Grand Sphere.

Los otros frutos de Artemis son el Sky Sphere, que es un automóvil deportivo, y la Urban Sphere, que podría ser una especie de vehículo familiar con capacidad para siete pasajeros, modelos que serán revelados en la Semana del Automóvil en Monterrey, en agosto, y en China, en algún momento de 2022.

El reemplazo del Audi A8, que estará basado en el Grand Sphere concept, también contará con la influencia del breve periodo de desarrollo automotriz de Artemis, que guiará el desarrollo de sedanes grandes para Bentley y Porsche como parte del proyecto Landjet.

Recomendaciones del editor