Porsche 911 Turbo S: lobo con piel de oveja

Cuando un producto es excelente y crees que no se puede mejorar, Porsche llega con una nueva generación y te demuestra lo contrario. Un ejemplo de esto es el nuevo 911 Turbo S.

Porsche 911 turbo S quarter mile
Royal Media

El perfil del auto es reconocible por propios y extraños; Porsche ha dado una muy característica silueta que mantiene sus rasgos principales a través del tiempo, lo que logra una estética atemporal a la que no le pesan los años.

Podrás pensar que es igual a sus hermanos de menor gama, como el Carrera S, sin embargo, el Turbo S tiene diferentes cotas, por ejemplo, la altura, donde este último es 0.2 pulgadas más alto.

Porsche 911 Turbo S rear

Desde el frente hasta la última sección trasera se nota que la forma sigue a la función: tomas de aire en la fascia delantera, conductos para ventilación por doquier y un par de grandes entradas adicionales (al costado, sobre los pasos de rueda traseros) para abastecer a los turbos.

Atrás, las nuevas luces van de lado a lado del auto, mientras que la parte baja tiene cuatro puntas de escape, señal de que es el sistema de serie. En caso de que desees algo más agresivo, puedes optar por el escape deportivo, con un par de salidas circulares que incrementan el rugir de los seis cilindros.

Podrán existir autos de mucho mayor precio o potencia, pero la ingeniería de Porsche es algo que pone el ejemplo respecto a prestaciones y emociones. Con “solo” 640 caballos, el Turbo S logra cifras de vehículos de gran renombre, todo dentro de una etiqueta final menor.

Ir de 0 a 60 mph le toma 2.6 segundos; cubrir el cuarto de milla, 10.2 segundos; la velocidad máxima anunciada es de 205 mph. No es solo su capacidad de aceleración en línea recta, sino también la efectividad en curvas, además de que va adonde apuntes, como si te leyera la mente.

Porsche 911 Turbo S on track
Royal Media

La transmisión de doble embrague, Porsche Doppelkupplung (PDK) de ocho velocidades, hace los cambios en milésimas de segundo. Tal vez podrás extrañar un cambio manual, pero la efectividad y rapidez de esta PDK es algo increíble para sacar el máximo del motor y tener mejor desempeño en pista.

La tracción integral y la dirección en las cuatro ruedas ayudarán a reducir tus tiempos de vuelta en pista, y la capacidad de frenado y resistencia de los carbonocerámicos sorprende al igual que la aceleración; vuelta tras vuelta parecieran no cansarse. En manos neófitas será más sencillo llegar a tu límite que al del Turbo S.

Porsche 911 Turbo S wheels

El precio para el 911 Turbo S arranca en la friolera cifra de $203,500 dólares; podrán parecer muchos, pero la relación precio-desempeño es ejemplar y dejan al Turbo S como uno de los autos con las mejores prestaciones en la actualidad: una estética discreta, con aceleraciones de infarto.

Porsche 911 Turbo S steering
Iván Chávez
  • Motor de seis cilindros con doble turbo.
  • 3,745 cc.
  • Transmisión PDK de ocho cambios con launch control.
  • 640 hp y 590 lb-ft.
  • De 0 a 62 mph en 2.6 segundos (con el paquete Sport Chrono).
  • Ruedas: delanteras en 255/35 ZR 20, traseras en 315/30 ZR 21.
  • Frenos delanteros: discos cerámicos de 420 mm, calipers de 10 pistones.
  • Frenos traseros: discos cerámicos de 390 mm, calipers de cuatro pistones.
  • Longitud: 178.6 pulgadas.
  • Ancho: 79.7 pulgadas.
  • Alto: 51.3 pulgadas.
  • Peso: 3,636 lb.
  • Tanque de combustible de 17.6 galones.

Recomendaciones del editor