¿Los Supersónicos? Así es el auto volador de la Fuerza Aérea de EEUU

Un vehículo volador similar al que se usaba en Los Supersónicos, la serie animada de la década de 1960, es el que está buscando la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Y la búsqueda parece estar brindando resultados. El 20 de agosto, la secretaria de la Fuerza Aérea, Barbara Barrett, y el jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, Charles Brown, participaron de una demostración de uno de los primeros prototipos: Hexa.

El vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL, por sus siglas en inglés) fue desarrollado por LIFT Aircraft, una compañía aeronáutica con sede en Texas.

La iniciativa forma parte del programa Agility Prime, que busca sumar al arsenal del Ejército de Estados Unidos 30 autos voladores dentro de la próxima década.

En febrero de 2020, la Fuerza Área emitió una solicitud de propuestas a la industria, para que desarrollen prototipos que se caractericen por “el uso de propulsión distribuida para vuelo vertical y el uso potencial de un ala para vuelo horizontal”.

El impulso para un “automóvil volador” surgió a partir de las necesidades de las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos en espacios reducidos que impiden las maniobras de aviones convencionales, según Defense One.

De acuerdo a la Fuerza Aérea, el vuelo en Camp Mabry será el primero de muchos: más de quince empresas aeroespaciales han postulado para asociarse al programa Agility Prime.

LIFT Aircraft fue una de las primeras. Anunció su asociación con la Fuerza Aérea de Estados Unidos, para “acelerar el mercado comercial de vehículos de movilidad aérea avanzada”, en abril de 2020, consignó el sitio Tech and Purpose.

El director del programa tecnológico AFWERX de la Fuerza Área y responsable de Agility Prime. Nathan Diller, afirmó que el vuelo marca “la primera de muchas demostraciones y pruebas de vuelo a corto plazo diseñadas para reducir el riesgo técnico”.

El programa, que en 2020 tiene una inversión de $25 millones de dólares, está orientado más bien en involucrar a empresas del sector privado para desarrollar tecnologías innovadoras.

Recomendaciones del editor