Científicos explican la física detrás de un chasquido de dedos

Chasquear los dedos es común para la mayoría de las personas. Y aunque en general no se le da muchas vueltas a lo que ocurre en un chasquido (excepto si es el de Thanos), lo cierto es que la física involucrada es un proceso muy interesante de ver y entender.

Para apreciarlo de la mejor manera, nada como un video en cámara lenta y un estudio que revela lo que ocurre detrás de un chasquido. La acción tiene una duración de 7 milisegundos y es más fugaz que un abrir y cerrar de ojos, de acuerdo con los científicos.

Estos 7 milisegundos constituyen la aceleración angular más rápida medida en un humano; a modo de comparación, un pestañeo tiene una duración de 150 milisegundos y es 20 veces más lenta que un chasquido.

El segundo factor clave para un chasquido exitoso tiene que ver con la fricción entre los dedos pulgar y medio. Para el experimento, los científicos aplicaron diferentes clases de lubricante a estos para alterar dicha fricción.

Finalmente, la conclusión es que la fricción ideal se da cuando los dedos están desnudos, ya que esa fricción es la que permite retener energía por un corto periodo antes de liberarla y que se ejecute el chasquido.

Con una fricción mayor o menor, esa energía no se libera de manera correcta, el movimiento no se ejecuta de forma óptima y por consecuencia el chasquido producido es insatisfactorio.

Puede parecer una broma, pero lo cierto es que los científicos se inspiraron en la ya clásica escena de Avengers: Infinity War, en la que Thanos chasquea sus dedos cubiertos por un guante. La idea de la investigación era determinar si un guante –de cualquier material— permitía llevar a cabo un chasquido de manera correcta, tal como ocurre en la cinta. ¿La conclusión? Los mejores chasquidos son los que se hacen con la mano descubierta.

Recomendaciones del editor