El coronavirus porcino: con potencial para propagarse a los humanos

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) sugieren que una cepa de coronavirus porcino tendría el potencial de propagarse también a los humanos

La cepa de coronavirus, que ha causado estragos en la industria porcina, es conocida como coronavirus del síndrome de diarrea aguda porcina (SADS-CoV), y habría surgido de murciélagos y ha infectado a un importante grupo de cerdos en toda China desde que se descubrió en 2016.

Esta amenaza potencial para la salud de las personas pudo ser demostrada en pruebas de laboratorio, donde se comprobó que podía replicarse de forma eficiente en las vías respiratorias humanas y en las células intestinales.

Los resultados fueron publicados en la revista PNAS.

Relación con el COVID-19

Si bien pertenece a la misma familia que el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad del COVID-19, el SADS-CoV es un alfacoronavirus que causa enfermedad gastrointestinal en los cerdos.

El virus provoca diarrea y vómitos graves y ha sido mortal para los ejemplares más jóvenes.

“Si bien muchos investigadores se centran en el potencial emergente de los betacoronavirus como el SARS y el MERS, en realidad los alfacoronavirus pueden resultar ser preocupaciones igualmente prominentes, si no mayores, para la salud humana, dado su potencial para saltar rápidamente entre especies”, afirma Ralph Baric, profesor de epidemiología de la UNC.

Gripe Porcina

Aunque por ahora no se tiene constancia de que el SADS-CoV afecte a los humanos, lo que ha ocurrido con la pandemia del COVID-19 nos sirve para entender que muchas cepas de coronavirus presentes en animales tienen el potencial de infectar a los humanos.

“Es imposible predecir si este virus, o una cepa de murciélago HKU2 estrechamente relacionada, podría surgir e infectar poblaciones humanas. Sin embargo, la amplia gama de huéspedes de SADS-CoV, junto con la capacidad de replicarse en células primarias de pulmón y entéricas humanas, demuestra un riesgo potencial de eventos de emergencia futuros en poblaciones humanas y animales”, explica Caitlin Edwards, especialista en investigación en la UNC.

Por lo mismo, los investigadores han sugerido monitorear de manera frecuente a los trabajadores porcinos así como a la población porcina como una forma de detectar posibles indicios de infecciones por SADS-CoV.

Posible tratamiento

Los mismos estudios realizados en la Universidad de Carolina del Norte han demostrado que el remdesivir antiviral presenta una fuerte actividad contra el SADS-CoV, por lo que podría ser un posible método de tratamiento contra esta infección.

Cabe recordar que actualmente este fármaco es utilizado para tratar las infecciones por COVID-19.

Recomendaciones del editor