Estos pacientes tienen mayor riesgo de sufrir COVID-19 grave

Cada día conocemos mayores antecedentes relacionados a la enfermedad causada por el SARS-CoV-2.

Un nuevo estudio publicado en EClinicalMedicine de la revista The Lancet afirma que los pacientes de raza afrodescendiente y de raza asiática tienen mayor riesgo de sufrir COVID-19 agravado.

De acuerdo a la investigación, llevada a cabo por profesionales del King’s College London, los pacientes de etnia afro tienen mayor riesgo de necesitar ingreso hospitalario por esta enfermedad.

En tanto, los asiáticos presentarían un mayor riesgo de fallecer a causa de este contagio, si se compara con los pacientes blancos.

¿En qué consistió el estudio?

La investigación analizó los datos de 1,827 pacientes contagiados ingresados en el King’s College Hospital entre marzo y junio de este año.

Los autores analizaron la mortalidad en este grupo y compararon un subconjunto de 872 pacientes ingresados del sureste de Londres, con 3,488 controles emparejados que residen en la misma región.

La idea era determinar cómo el origen étnico se asocia con la necesidad de hospitalización por una enfermedad grave.

De los 872 pacientes, el 48.1 por ciento eran afrodescendientes, el 33.7% eran blancos, el 12.6% mestizos y el 5.6% de raza asiática.

Los pacientes de raza afro y mixta presentan un riesgo tres veces mayor de necesitar un ingreso hospitalario cuando resultan infectados de COVID-19, en relación a pacientes blancos del centro de la ciudad en la misma región.

“La evidencia de que las personas de raza negra y de grupos étnicos minoritarios se ven más gravemente afectadas por el COVID-19 ahora es clara. Esta investigación muestra cómo actúa el virus en los diferentes grupos afectados, proporcionando información importante para ayudar a los profesionales de la salud a ofrecer el mejor tratamiento posible a los pacientes de minorías étnicas”, señaló el profesor Chris Whitty, director del National Institute for Health Research (NIHR).

Si bien el estudio no explicó a qué se debería esta situación, sí confirmó la necesidad de trabajar de forma especial los ingresos de estos pacientes, ya que reaccionan de manera distinta y más agravada frente a un contagio por COVID-19.

Recomendaciones del editor