Sonda emiratí muestra a Marte como pocas veces lo has visto

La sonda emiratí Al Amal (Hope, en inglés) capturó su primera imagen de la superficie de Marte, cinco días después de que se insertara exitosamente en la órbita de este planeta.

“La transmisión de la primera imagen de Marte de Hope Probe es un momento decisivo en nuestra historia y marca a los Emiratos Árabes Unidos, que se suma a las naciones avanzadas involucradas en la exploración espacial”, escribió la cuenta de Twitter de la misión.

Con su exitosa inserción en la órbita marciana, Emiratos Árabes Unidos se convirtió en el quinto país en explorar Marte. “Esperamos que esta misión conduzca a nuevos descubrimientos sobre Marte que beneficiarán a la humanidad”, agregó la misión.

La imagen fue capturada por la cámara de la sonda conocida oficialmente como Emirates eXploration Imager (EXI) desde una altitud de 24,700 kilómetros (15,350 millas) sobre la superficie marciana a las 20:36 GMT del miércoles 10 de febrero, un día después de su llegada a Marte.

Primera fotografía de Marte de sonda emiratí Al Amal

En la parte superior izquierda de la imagen se visualiza el polo de Marte. En el centro, junto a la luz solar que comienza a asomarse, aparece el Olympus Mons, el volcán más grande del sistema solar. Un poco más al costado derecho se observan en línea los volcanes Ascraeus Mons, Pavonis Mons y Arsia Mons. Además, en el sector derecho se visualiza el sistema de cañones Valles Marineris, parcialmente cubierto por nubes.

Aunque se trata del tipo de vista habitual para telescopios terrestres, es menos habitual para los satélites ubicados en Marte, que se mantienen más cerca del planeta para obtener imágenes de alta resolución de la superficie y actuar como estaciones de retransmisión de señales.

El objetivo de la sonda emiratí es estudiar los sistemas meteorológicos y climáticos del planeta.

La misión de Emiratos Árabes Unidos llegó un día antes que la misión china Tianwen-1. Además, para el 18 de febrero se espera la llegada del rover estadounidense Perseverance.

Recomendaciones del editor