Skip to main content

Mira la maniobra de un helicóptero capturando un cohete de Rocket Lab

Una verdadera hazaña fue la que consiguió este lunes 2 de mayo la compañía Rocket Lab, que logró atrapar uno de los cohetes propulsores de satélites con un helicóptero, haciendo más que presente el concepto moderno de reutilización espacial.

Sin embargo, momentos después de la captura, el propulsor fue liberado, cayendo en el mar.

La compañía realizó la hazaña durante su misión There And Back Again para desplegar 34 satélites en órbita para una variedad de compañías privadas.

This is what it looked like from the front seats. pic.twitter.com/AwZfuWjwQD

— Peter Beck (@Peter_J_Beck) May 3, 2022

Una transmisión en vivo de la misión mostró el cohete cuando regresó a la Tierra poco después del lanzamiento, su descenso se ralentizó con un paracaídas. El video (abajo) también capturó el momento en que el gancho de agarre en el helicóptero Sikorsky S-92 personalizado de Rocket Lab enganchó con éxito la línea de drogue del paracaídas.

Un portavoz de Rocket Lab dijo que después de atrapar con éxito el propulsor, el piloto notó que el peso adicional estaba afectando el rendimiento de vuelo del helicóptero más de lo esperado. Entonces, en lugar de seguir con el plan original de llevar el propulsor a un buque de recuperación, el piloto decidió descargarlo para un aterrizaje exitoso. Luego fue arrancado del agua por un equipo de Rocket Lab que lo esperaba.

«Increíble captura por parte del equipo de recuperación, no puedo comenzar a explicar lo difícil que fue esa captura y que los pilotos la consiguieron», tuiteó el CEO de Rocket Lab, Peter Beck, poco tiempo después de que terminara la misión. «Lo lanzaron después de la conexión, ya que no estaban contentos con la forma en que volaba, pero no es gran cosa, el cohete cayó de manera segura y la nave lo está cargando ahora».

Atrapar la primera etapa de su cohete Electron en lugar de dejarlo aterrizar en el agua permitirá a la compañía reutilizar el cohete, lo que le permitirá reducir los costos de la misión, aumentar la frecuencia de los lanzamientos y reducir la cantidad de materiales de desecho. Si el cohete ha permanecido intacto después del aterrizaje del lunes, todavía existe la posibilidad de que partes de él puedan ser reutilizadas.

Recomendaciones del editor