Skip to main content

Sorprendentes hallazgos en el cráter Jezero de Marte

Una investigación publicada este 25 de agosto en Science Advances, documentan el descubrimiento en el cráter Jezero en Marte de las formas únicas en que el láser de vaporización de rocas y el radar de penetración en el suelo de Perseverance establecieron que las rocas ígneas cubren el suelo del cráter.

Estas son rocas volcánicas que tienen cristales que delatan el tiempo de composición que tienen, pero además que dan a entender su pasado «en que estuvieron rozadas por agua».

La NASA esperaba encontrar roca sedimentaria porque el cráter contenía un lago hace miles de millones de años. Esto se habría formado cuando la arena y el barro se asentaron en un ambiente que alguna vez fue acuoso. En cambio, descubrieron que el suelo estaba hecho de dos tipos de roca ígnea: una que se formó a partir de la actividad volcánica en la superficie y la otra se originó a partir del magma en las profundidades subterráneas.

«Un gran valor de las rocas ígneas que recolectamos es que nos contarán sobre cuándo el lago estaba presente en Jezero. Sabemos que estuvo allí más recientemente de lo que se formaron las rocas del suelo del cráter ígneo», dijo Ken Farley de Caltech, científico del proyecto Perseverance y autor principal del primero de los nuevos artículos de Science. «Esto abordará algunas preguntas importantes: ¿Cuándo fue el clima de Marte propicio para los lagos y ríos en la superficie del planeta, y cuándo cambió a las condiciones muy frías y secas que vemos hoy?»

Un misterio de larga data en Marte se resuelve en un segundo artículo publicado en Science. Los orbitadores de Marte detectaron una formación rocosa llena del mineral olivino hace años. Midiendo aproximadamente 27,000 millas cuadradas (70,000 kilómetros cuadrados), casi del tamaño de Carolina del Sur, esta formación se extiende desde el borde interior del cráter Jezero hasta la región circundante.

Los científicos han ofrecido varias teorías sobre por qué el olivino es tan abundante en un área tan grande de la superficie. Estos incluyen impactos de meteoritos, erupciones volcánicas y procesos sedimentarios. Otra teoría es que el olivino se formó en las profundidades subterráneas a partir del enfriamiento lento del magma (roca fundida) antes de ser expuesto con el tiempo por la erosión.

Recomendaciones del editor