Impresiones del Buick Encore GX: un SUV pequeño y versátil

“Al mirar hacia el futuro de Buick, el Encore GX nos posiciona fuertemente como una opción para aquellos que desean comprar un SUV compacto”. Así de claro es el concepto detrás de este modelo, en palabras del vicepresidente global de la filial de General Motors, Duncan Aldred.

Y vaya que lo ha logrado, superando cualquier expectativa, con un vehículo ideal para solteros o parejas sin hijos.

Su exterior muestra fortaleza y rigidez, sin por ello perder la elegancia en el estilo de Buick, y luce unas llantas de 18 pulgadas.

El motor turbo de 1.3 litros bien podría entregar más empuje. Cuando se le pide ir al límite de sus 200 caballos de fuerza, se siente forzado y ruidoso. La experiencia no nos dejó un buen sabor de boca, pues sufre intentando alcanzar velocidad. Ojalá hubiera una versión V6 o algo con más poder.

Eso sí, el SUV brilla en su interior, donde nada falta y compite en el lujo con cualquier rival. Los asientos de piel son muy agradables al tacto y el diseño del panel de instrumentos es preciso e informativo.

Su sistema de infoentretenimiento es perfecto. La compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto es estándar, así como el servicio de wifi, aunque después de un año hay que pagar la suscripción a internet.

Mi característica favorita fue el cargador inalámbrico, que se encuentra en la parte central de la consola. La función es parte del paquete de conveniencia que cuesta $770 dólares extra, pero vale mucho la pena si no te llevas bien con los cables.

Aunque no es un Tesla con Autopilot, los sistemas de asistencia a la conducción nos impresionaron. Cuenta con frenos de emergencia, detección de peatones, monitor de tráfico posterior y asistencia de mantenimiento de carril.

Como buen modelo de General Motors, tiene Teen Driver, que es el sistema para monitorear el manejo de los adolescentes.

El Buick Encore GX nos deja buenas impresiones: se siente lujosa, pero es deportiva y utilitaria a la vez. Puede ser usado tanto para transportar equipo deportivo como para meter a cinco pasajeros, aunque la fila trasera es reducida en espacio para las piernas.

Para la versión Essence de tracción delantera, el valor inicial es de $28,500 dólares, aunque la adición de accesorios deja la etiqueta en $33,465 dólares, algo que nos parece un poco fuera de presupuesto para potenciales compradores, es decir, gente joven que apenas inicia su carrera y que podría estar limitada en ingresos.

Si buscas un SUV pequeño y versátil, el Buick Encore GX es una excelente opción.

Recomendaciones del editor