Convertible, potente y lujoso: el BMW M850i es pura deportividad

BMW M850i Convertible: puro lujo deportivo en este video de MotorTech

Comercializada en cinco niveles de acabado desde diciembre de 2018, la Serie 8 regresó a Estados Unidos tras 20 años de ausencia a disputarle mercado a variantes como Lexus LC500, Mercedes-Benz Clase S e incluso Aston Martin DB11 V8, aunque sus características no la hacen menos que deportivos como Mercedes-AMG GT.

Dos son las ediciones de la línea de alto desempeño M y en esta edición de nuestro programa MotorTech elegimos la más atrevida: M850i Convertible. El vehículo ofrece una capota móvil de tela, de operación silenciosa y rápida, que toma solo 15 segundos en desplegarse o replegarse, y una carrocería especialmente larga, con una distancia entre ejes de 111 pulgadas (282 cms).

Justamente, son sus dimensiones en las que se basan las agradables sensaciones conductivas que entrega. Estable y muy placentero, es cómodo para el viaje de dos pasajeros, pues la segunda fila adolece de un espacio más bien reducido, característica que comparte con el portamaletas.

En el exterior, llaman la atención sus llantas de 20 pulgadas en negro, que incluyen el logo de la marca en celeste y blanco, sus neumáticos de bajo perfil y los espejos retrovisores en el mismo tono de la carrocería. El frontal exhibe faros LED con tecnología LaserLight y aletas dinámicas detrás de los clásicos riñones de la firma, que se mueven según las necesidades de refrigeración del motor.

El propulsor del M850i Convertible es un V8 biturbo TwinPower de 4.4 litros, que genera una potencia de 523 caballos y un torque de 553 lb-ft (749 Nm) entre las 1,800 y 4,600 revoluciones por minuto. Acoplado a una transmisión automática de ocho relaciones, permite llegar en 3.8 segundos a las 60 mph (97 km/h), hasta un máximo limitado electrónicamente de 155 mph (250 km/h).

En la cabina, la alta calidad de los materiales es la regla. Un punto alto son las incrustaciones de cristales Swarovski en la palanca de cambios, el botón de encendido y el mando de su sistema de audio Harman Kardon. El interior está presidido por una pantalla táctil de 10.25 pulgadas, mientras que el conductor tiene un tablero de digital 12 pulgadas en el que se puede reflejar el navegador.

Recomendaciones del editor