Aston Martin revivirá el DB5 de James Bond a un precio difícil de pagar

aston martin db5 james bond goldfinger contunation  1 720x720

El Aston Martin DB5 de James Bond es uno de los autos más memorables del cine de todos los tiempos. Y está a punto de volver. La firma está trabajando con Eon Productions, la compañía que produce las películas del agente 007, para construir 25 nuevas unidades idénticas al vehículo que apareció en la cinta Goldfinger de 1964. Al igual que con el reciente proyecto DB4 GT, Aston prefiere el término “continuaciones” y no “réplicas”.

Cada nuevo DB5 será una copia exacta de los autos originales de la película (uno de los cuales, según se informa, reapareció luego de años oculto), e incluirán hasta dispositivos como la placa de matrícula giratoria. Sin embargo, a diferencia de un DB5 de los años 60, los autos nuevos no serán homolgados para circular por la calle. Como podrás imaginarlo, es imposible certificar autos nuevos diseñados con los estándares de seguridad de hace más de medio siglo.

El DB5 debutó en 1963 como una evolución del DB4 e hizo su aparición estelar en Goldfinger al año siguiente. A pesar de que terminó su tiempo en pantalla con un accidente, el DB5 forjó una inmortal conexión entre Bond y Aston. El auto ha aparecido en otras seis películas 007 desde entonces: Thunderball (1965), GoldenEye (1995), Tomorrow Never Dies (1997), Casino Royale (2006), Skyfall (2012) y Spectre (2015). Numerosos Aston se han visto en las cintas de Bond, y el fabricante incluso construyó un auto, el DB10, específicamente para Spectre.

Al igual que los originales, los autos de continuación DB5 usarán un motor de 4.0 litros con seis cilindros en línea, capaz de producir 282 caballos de fuerza y ​​280 lb/ft (380 Nm) de torque. Aston cita un tiempo de cero a 60 mph (97 kph) de 7.1 segundos y una velocidad máxima de 148 mph (238 kph).

En una prueba de cuán lejos han llegado los autos de rendimiento en 50 años, esas cifras no son tan impresionantes hoy en día. Un DB11 moderno hará de cero a 60 mph en 4.0 segundos y alcanzará una velocidad máxima de 187 mph (301 kph), y eso es con el V8 doble turbocargado de 4.0 litros más pequeño. Aston ofrece una versión V12 doble turbo de 5.2 litros que es aún más rápida.

Aston construirá solo 25 DB-5 con las especificaciones sugeridas por el agente secreto, con un precio de 2.75 millones de libras (unos $3 millones de dólares al tipo de cambio actual) cada uno. Se espera que las entregas comiencen en 2020.

Construir nuevas versiones de autos viejos y venderlos por millones de dólares se está convirtiendo en una tendencia entre los fabricantes. Aston le dio el mismo tratamiento al DB4 GT, un modelo de carreras que precedió al DB5. Jaguar comenzó con el E-Type y continuó resucitando el XKSS y el D-Type. Incluso a siete cifras, es probable que los valores de los autos de continuación sean más bajos de lo que los originales obtendrían en una subasta.

Recomendaciones del editor