Cómo comprar la colección de Aston Martin clásicos más exclusiva

Producido entre 1963 y 1965, el Aston Martin DB5 fue el sexto vehículo del fabricante inglés en llevar en su nombre las siglas de David Brown, el visionario empresario británico dueño de esta firma automotriz entre 1948 y 1972, y quien merece parte del crédito por lo que Aston Martin es hoy en día.

El DB5, del cual solo se fabricaron 1,059 unidades, también fue lo suficientemente fotogénico y hermoso como para haber sido el primer Aston Martin en aparecer en una película de James Bond: Goldfinger (1964), donde compartió el protagonismo automotriz con el recién lanzado Ford Mustang.

El Aston Martin DB5 es uno de los vehículos más coleccionables y coleccionados de todos los tiempos. Sin embargo, ¿a qué podría aspirar un coleccionista para quien el DB5 es algo rutinario?, ¿a tres DB5?

El concesionario Aston Martin, Nicholas Mee & Co Ltd. en el Reino Unido, ofrece tres Aston Martin DB5 muy especiales y exclusivos, los cuales solo venderá en paquete y no como unidades separadas. Se trata de un coupé, un convertible y una camioneta Shooting Brake con la especificación más poderosa y exclusiva Vantage, caracterizada por contar con tres carburadores Webber y un árbol de levas rediseñado, lo que les da 322 caballos de fuerza, 40 más que la especificación regular. No eran lo que son los Vantage de hoy en día, pero la tecnología automotriz no avanza en vano.

Esta es una oferta única, ya que de las 12 Shooting Brake DB5 que se fabricaron, la que compone el trío es la única con la especificación Vantage, incluso fue usada por David Brown, quien era un ávido cazador, para transportar sus perros y armas de cacería.

El convertible, pintado con un hermoso tono llamado Caribbean Pearl Blue, es uno de solo 123 DB5 convertibles fabricados hace casi 60 años, y uno de solo cinco convertibles con la especificación Vantage.

Finalmente, el coupé puede ser el menos exclusivo de los tres DB5 Vantage ofrecidos por Nicholas Mee & Co Ltd; después de todo, Aston Martin construyó la astronómica suma de 65 DB5 coupe Vantage, pero la unidad ofrecida cuenta con la particularidad Silver Birch, que es exactamente el mismo color de las tres unidades DB5 que fueron usadas en la filmación de Goldfinger, y de los DB5 que se pueden ver en Thunderball (1965), GoldenEye (1995), Tomorrow Never Dies (1997), Casino Royale (2006), Skyfall (2012), Spectre (2015), y que veremos en No Time To Die (2021) cuando sea estrenada a finales de este año.

Los tres vehículos tienen un expediente de fabricación, registros de propiedad y mantenimiento, y certificados de British Motor Industry Heritage Trust que garantizan su procedencia, que es lo mínimo que pueden ofrecer cuando se piden $ 5,643,000 dólares por estas tres joyas automotrices.

Recomendaciones del editor