Audi ofrece en Ginebra una sinopsis de su electrizante Q4 E-Tron

Cuando manejamos el Audi E-Tron en 2018, los representantes de la compañía reconocieron planes para lanzar al menos 12 unidades completamente eléctricas hasta 2025.

La compañía alemana aprovechó el Salón del Automóvil de Ginebra 2019 para mostrar cómo funciona uno de los vehículos de dicha camada. Llamada Q4 E-Tron, la SUV representa la sinopsis de un modelo de producción programado para debutar a fines de 2020.

El frontal del carro adopta el lenguaje de diseño que caracterizará los próximos modelos eléctricos de la firma alemana subsidiaria del grupo Volkswagen. Una rejilla octogonal domina la fascia delantera y el marco que la rodea destaca sus faros LED.

Uno de los atributos que sorprenden son los flancos de la SUV, que se separan de las formas angulares que caracterizan los ejemplares de Audi y van en una dirección más suave y redondeada. Su parte trasera cuenta con una elegante barra de luz, una referencia de estilo compartida con otras adiciones recientes a la línea de modelos de la compañía.

Los diseñadores le dieron al Q4 un interior orientado al conductor y muy generoso en tecnología. El grupo de instrumentos digitales se puede configurar utilizando los botones del volante. Este muestra información clave sobre el automóvil, como el margen del paquete de baterías o las direcciones de navegación.

Ubicada en la consola central, la segunda pantalla permite que los pasajeros delanteros accedan al sistema de infoentretenimiento, que parece una evolución del software MMI Touch Response largamente elogiado.

La energía proviene de un par de motores eléctricos que consumen electricidad de una batería de iones de litio de 82 kWh, todo lo cual se traduce en 301 caballos de fuerza repartidos homogéneamente entre las cuatro ruedas.

La Q4 E-Tron tarda 6.3 segundos en llegar a 62 mph (100 kph) y ofrece casi 280 millas (450 kilómetros) de autonomía con una sola carga. La tecnología de carga rápida ofrece llegar al 80 por ciento en 30 minutos, una tasa que debería convertir la ansiedad de la independencia en un problema del pasado. Audi resalta que la transmisión eléctrica reduce el centro de gravedad del vehículo y, de paso, le da una distribución de peso de 50/50.

Audi confirmó que el conceptual pasará a producción a fines de 2020 o bien a principios de 2021. Se instalará en una versión específica para Audi de la plataforma MEB, que sustentará a decenas de modelos de Volkswagen, incluido un hatchback, un SUV y un sedán.

Cuando salga a la venta, se unirá al E-Tron y al E-Tron Sportback en las salas de exhibición estadounidenses. La información de precios y la disponibilidad se publicarán cuando se acerque la fecha de su estreno.

Recomendaciones del editor