Crece la familia de hiperautos ingleses con el Aston Martin Valhalla

El 5 de marzo de 2019 fue el primer día del futuro de Aston Martin. Ese martes, el fabricante independiente inglés reveló al mundo, en el marco del Salón del Automóvil de Ginebra, cuatro impactantes conceptos: el Valkyrie, el Vanquish Vision, una espectacular SUV Lagonda y el hiperauto de motor central AM-RB 003. Quizás con excepción de la SUV, todos estos conceptos tienen futuro en la alineación del fabricante, lo cual es monumental para una compañía tan diminuta como Aston Martin.

Y eso es exactamente lo que el fabricante acaba de confirmar con la presentación del nuevo Aston Martin Valhalla, la versión de producción del AM-RB 003 concept.

El Valhalla rompe con algunas de las promesas hechas por su predecesor conceptual, pero mantiene otras. El esperado V6 biturbo de 3.0 litros hecho en casa y anunciado en marzo de 2020 fue reemplazado por un tren motriz híbrido enchufable protagonizado por un V8 biturbo de 4.0 litros, cuyo cigüeñal plano y el hecho de que alcanza las 7,200 rpm indican que lo más probable es que se trate de un derivado del V8 que usa el Mercedes-AMG GT Black Series.

Este motor, que según el fabricante es el “V8 más avanzado, sensible y de mayor rendimiento jamás instalado en un Aston Martin”, transmite su potencia a las ruedas traseras y funciona en conjunto con un par de motores eléctricos, uno para cada eje, logrando tracción total y una potencia combinada de 937 caballos de fuerza y 738 libras-pie de torque, que le permite acelerar de 0 a 62 mph (100 km/h) en 2.5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 217 mph (330 km/h).

El Valhalla estará equipado con una transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades desarrollada y construida para los autos híbridos de alto rendimiento de Aston Martin, que trabaja en conjunto con un diferencial de deslizamiento limitado electrónico en el eje trasero y cuya marcha atrás es puramente eléctrica a fin de ahorrar peso.

Cuando está llena, la batería del Valhala guarda apenas suficiente energía para viajar nueve millas (15 kilómetros) en modo puramente eléctrico, ya que la función de los motores eléctricos es la de complementar el motor de gasolina y no la de ahorrar combustible. Aún así el Valhalla puede funcionar como un vehículo de tracción delantera cuando el modo eléctrico está activado, y según las estimaciones del fabricante sus emisiones son notablemente bajas.

A pesar de todo el aparataje necesario para hacer posible la magia del tren motriz híbrido, el Valhalla de 3,417 libras (1,550 kilogramos) es sorprendentemente liviano, lo que sumado a su prodigiosa potencia y velocidad hace necesaria la carga aerodinámica suficiente para mantenerlo bien plantado al piso, por lo que su carrocería de aerodinámica activa genera 1,322 libras (600 kg) a 150 mph (241 km/h).

El Valhalla se sitúa entre el Valkyrie y sus variantes, así como el próximo superdeportivo básico Vanquish derivado del Vanquish Vision concept revelado en Ginebra, para conformar una línea de hiperautos versátil para un fabricante independiente como Aston Martin.

Recomendaciones del editor