Skip to main content

El nuevo Mercedes-AMG SL 43 cuenta con tecnología de la F1

Mercedes-Benz presenta una tercera versión de la recién revelada séptima generación de su roadster insignia Clase-SL, que llega para ocupar el nivel de entrada en la legendaria línea de convertibles de dos puestos del fabricante alemán. El nuevo Mercedes-AMG SL 43 arriba con la mitad de cilindros de las otras dos versiones anunciadas al reemplazar el V8 biturbo de 4.0 litros por un motor cuatro cilindros turboalimentado M139 de Mercedes-AMG, que es capaz de producir un máximo de 419 caballos de fuerza. Gracias a esta cifra es considerado el más poderoso del mundo en su tipo. 

La variante del M139 exclusiva para el Mercedes-AMG SL 43 produce 381 caballos de fuerza y 354 libras-pie de torque, lo que logra desde 3,250 hasta 5,000 rpm (esto otorga una gran fuerza de arranque y aplomo al vehículo). Lo anterior es posible gracias a un turbocompresor de gases de escape de accionamiento eléctrico derivado de la tecnología de Mercedes para sus motores de Fórmula 1. Según Mercedes, el M139 ofrece “una respuesta de aceleración particularmente espontánea en todo el rango de revoluciones”.

Además, el tren motriz cuenta como un generador de arranque que agrega 14 caballos de fuerza por periodos cortos, lo que convierte al SL 43 en un auto semihíbrido. El SL 43 constituye la primera vez en que el M139 es colocado longitudinalmente y acoplado a la transmisión multiembrague (MCT) de nueve velocidades de Mercedes-AMG para enviar todo el poder a las ruedas traseras.

Mercedes promete un tiempo de aceleración de 0 a 62 mph (0 a 100 km/h) de solo 4.9 segundos, y una velocidad máxima de 171 mph (275 km/h), 1.1 segundos y 14 mph menos que el SL 55, la versión que le sigue en el escalafón de la línea. Y es que a pesar de tener nominalmente la mitad del motor, la menor cantidad de peso en la trompa del vehículo funciona no solo en favor de las dinámicas de manejo del SL 43, sino que también permite un mejor aprovechamiento de la potencia disponible.  

El SL 43 luce idéntico a sus hermanos mayores y cuenta con las mismas características de lujo y tecnología que se encuentran en ellos, pero hay que resaltar que tiene sus propias rejillas de ventilación en la parte frontal inferior específicas para el cuatro cilindros. En la parte trasera también hay cambios como las puntas de escape ovaladas en lugar de las cuadradas de los SL 55 y SL 63, y la ausencia de rejillas de ventilación verticales en la parte inferior de los parachoques traseros. Los rines estándar son de 19 pulgadas, pero Mercedes ofrece opciones de 20 y 21 pulgadas.

Mercedes-AMG no reveló cuál será el precio del SL 43 ni cuando llegará a Estados Unidos, pero sabemos que debería ocurrir antes de que acabe el año. Y, aunque costará menos que los SL 55 y SL 63, no será barato. 

Recomendaciones del editor