Skip to main content

El Mercedes-AMG EQE llega con 677 caballos de fuerza eléctrica

Mercedes-AMG, la división de vehículos de potencia de Mercedes-Benz, anuncia su versión del sedán mediano EQE presentado el verano pasado en el salón de Múnich, la cual será designada con el nada sorprendente nombre de Mercedes-AMG EQE. Piensen en un vehículo equivalente al poderoso Mercedes-AMG E63, pero silencioso y libre de emisiones.

Como era de esperar en un producto de Mercedes-AMG, esta versión del sedán eléctrico EQE es un portento de potencia. Los dos motores eléctricos de la versión Mercedes-Benz fueron modificados por los ingenieros de Affalterbach para producir un máximo de 677 caballos de fuerza, 73 más que el E63. 

Decimos “un máximo” porque los 677 caballos están disponibles solo si se opta por el paquete opcional Dynamic Plus, que agrega una función de impulso que suma de manera temporal 60 caballos a los 617 que por lo regular genera el tren motriz del Mercedes-AMG EQE, los cuales aún representan 14 caballos más que el E63. El torque, que como en todo vehículo eléctrico es generado de manera instantánea, es de 701 libras-pie, 74 más que el E63, las cuales se elevan a 738 con Dynamic Plus. La presencia de dos motores, uno en cada eje, le da al Mercedes-AMG EQE tracción total o 4Matic+ en la jerga del fabricante alemán.

Toda esta potencia afecta la autonomía del producto final, la cual, de acuerdo con Mercedes, es de entre 276 y 322 millas, según estimados provisionales basados en la metodología WLTP, considerablemente menos que las 410 millas estimadas para la versión Mercedes-Benz. La batería puede recibir carga rápida hasta 170 kW, lo que le permite obtener 112 millas de rango en solo 15 minutos. 

Según Mercedes-AMG, su EQE puede acelerar de 0 a 60 mph en 3.4 segundos con el modo Race Start; este tiempo baja a 3.2 segundos con el paquete Dynamic Plus. El bólido eléctrico ha sido un verdadero monstruo en el papel al superar con holgura las especificaciones y el performance de su contraparte con motor a gasolina. Sin embargo, en cuanto a la velocidad máxima de 137 mph —que aumentan hasta 149 mph con el paquete Dynamic Plus— es notoriamente inferior a las 180 mph que ofrece el E63. En cualquier caso, nadie debería conducir en las vías públicas a esas velocidades.

AMG realiza varios cambios en la suspensión delantera de cuatro brazos y trasera multibrazo del EQE regular, con soportes en las ruedas, eslabones de suspensión y barras estabilizadoras optimizadas para mayor rigidez. En la parte trasera, el soporte del eje trasero está conectado a la carrocería con cojinetes más rígidos y espacios libres más bajos, para una conexión más directa con el asfalto. Los ingenieros de Affalterbach llaman “AMG Ride Control+” al resultado, el cual asienta el Mercedes-AMG EQE un poco más de media pulgada más cerca del asfalto para un mejor manejo y aerodinámica. 

La dirección del eje trasero estándar añade maniobrabilidad y estabilidad a la marcha, mientras que los modos de manejo pueden limitar la potencia para que el EQE sea más fácil de manejar en situaciones complicadas. Por ejemplo, en asfalto mojado el modo Resbaladizo reduce la potencia a 308 hp (230 kW). Los frenos más grandes con pinzas de seis pistones y discos de 16 pulgadas en la parte delantera ayudan a controlar el vehículo.

Los cambios exteriores del Mercedes-AMG EQE respecto al modelo regular tienen como propósito disminuir la resistencia aerodinámica. Esto se logra a través de un divisor frontal negro con rejillas de ventilación modificadas, paneles laterales inferiores negros, un difusor trasero, ruedas nuevas y un pequeño alerón en la tapa del maletero, todos exclusivos del modelo. La parrilla falsa con barras verticales sobe fondo negro es el elemento fundamental para distinguir al Mercedes-AMG EQE de la versión regular. 

El interior del Mercedes-AMG se distingue por sus butacas deportivas de respaldo alto, un nuevo volante con un fondo plano y superficies oscuras con detalles en rojo contrastante. La pantalla gigante Hyperscreen que cubre la totalidad del tablero es ofrecida como opción, y hay sonidos específicos de AMG dentro de la cabina diseñados para evocar una respuesta emocional en el conductor, como aquellos específicos para cada modo de conducción, así como para el modo Race Start.

Mercedes-AMG no proporcionó información de precios ni una fecha para el inicio de ventas del modelo eléctrico, pero sí confirmó que el Mercedes-AMG EQE estará a la disposición del público en Estados Unidos en algún momento antes de que termine el año.

Recomendaciones del editor