Skip to main content

Futuros Mercedes a gasolina usarán plataformas de eléctricos

Christoph Starzynski, vicepresidente de desarrollo de propulsión eléctrica de Mercedes-Benz, dijo en una entrevista con Motor1.com que las próximas generaciones de sus familias de compactos Clase A y Clase B contarán con versiones tanto eléctricas como a gasolina. Esto no tiene nada de nuevo ni de extraño: la actual generación de la crossover compacta GLA, por ejemplo, tiene su contraparte eléctrica en la camioneta Mercedes-EQ EQA. 

La noticia radica en que las plataformas que compartirán las versiones eléctricas y con motor de combustión interna serán hechas específicamente para sustentar trenes motrices eléctricos que sufrirán modificaciones cuando sean usadas en vehículos a gasolina.

Mercedes-EQ EQA 250.

Este anuncio no debería sorprender a nadie, ya que en 2019 Mercedes-Benz había anunciado el cese del desarrollo de plataformas nuevas para autos con motor de combustión interna y que todas sus arquitecturas nuevas serán solo eléctricas a partir de 2025.

La plataforma modular compacta MMA, que estrenará la próxima generación de la Clase A, será diseñada para vehículos eléctricos, luego se adaptará para aceptar motores de combustión interna. “La plataforma será para eléctricos primero, pero no exclusivamente para estos. El compromiso recaerá en el lado de los modelos con motor de combustión interna, no en el lado de los eléctricos”, dijo Starzynski.

MMA debutará en 2024 con la nueva generación de la familia Clase A, que incluye el coupé de cuatro puertas CLA, para luego extenderse a las crossovers GLA y GLB, así como al hatchback Clase B que no se ofrece en Estados Unidos. 

Mercedes-Benz VISION EQXX.

Las versiones eléctricas de estos modelos llevarán el emblema Mercedes-EQ y tomarán provecho de los avances en materia de eficiencia en el uso de la energía eléctrica aprendidos mediante la investigación y el desarrollo necesarios para la creación del Vision EQXX. El modelo conceptual concluyó recientemente una prueba que lo llevó a cinco países Europeos por más de 1,000 kilómetros (621 millas) con una sola carga de su batería

Este anuncio revela un paso más tomado por el histórico fabricante alemán en el camino a la electrificación de su línea. 

Recomendaciones del editor