Skip to main content

El secreto enterrado de Silicon Valley: un Mercedes-Benz

Un misterioso secreto fue desenterrado hace unos días en Palo Alto por autoridades, se trata de un automóvil Mercedes-Benz extraviado desde 1992 que apareció en Silicon Valley.

Uno de los grandes terrores de los habitantes de Atherton, California, es que se encontraran restos humanos en el auto que estaba enterrado a más de 4 pies bajo tierra.

Los perros de cadáveres traídos a la escena hicieron notificaciones «leves» de posibles restos humanos en tres ocasiones distintas, dijo la policía en un comunicado.

El automóvil fue retirado de la casa por una grúa y transportado el sábado al laboratorio de criminalística del condado de San Mateo para su posterior inspección y procesamiento. El domingo, se utilizó un radar de penetración terrestre para examinar la escena, dijo el departamento.

«Este examen no reveló nada inusual o sospechoso en la escena y no se localizaron restos humanos», dijo. «Esto concluyó nuestra investigación en la escena», agregó el departamento.

Según un informe más detallado de Mercury News, el automóvil pertenecía a Johnny Bocktune Lew, un hombre con un historial accidentado de actividad criminal, incluido el fraude de seguros. Bocktune supuestamente denunció el robo del automóvil de un centro comercial de Stanford en 1992 y pudo irse con $ 87,000 en forma de un pago de seguro. Como referencia, eso es más de $ 180,000 ajustados por inflación.

Recomendaciones del editor