NASA encuentra inédito beneficio del coronavirus en China

Puede parecer una broma, pero la epidemia de coronavirus que está afectando a gran parte del mundo y sobre todo a China, ha dejado un inesperado beneficio ambiental.

La NASA a través de imágenes satelitales, reveló que la calidad del aire en las ciudades del gigante asiático ha mejorado considerablemente al hacer la comparación entre mismo periodo de 2019 y estos tres primeros meses de 2020.

La paralización de las industrias producto del COVID-19, más la mayor cantidad de gente en las casas y la menor circulación de componentes químicos, han hecho que la enfermedad le esté dando un respiro a la Tierra.

Los satélites de monitoreo de contaminación de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) han detectado disminuciones significativas en el dióxido de nitrógeno (NO 2 ) sobre China. Existe evidencia de que el cambio está relacionado, al menos en parte, con la desaceleración económica que siguió al brote de coronavirus”, sostiene la NASA.

Lo que muestran las imágenes satelitales son las concentraciones de dióxido de nitrógeno, un gas nocivo emitido por vehículos automotores, plantas de energía e instalaciones industriales.

china calidad del aire coronavirus

“Esta es la primera vez que veo una caída tan dramática en un área tan amplia para un evento específico”, dijo Fei Liu, investigadora de calidad del aire en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

“Siempre hay una desaceleración general en esta época del año”, dijo Barry Lefer, un científico de la calidad del aire de la NASA. “Nuestros datos de OMI (Instrumento de Monitoreo de Ozono) a largo plazo nos permiten ver si estas cantidades son anormales y por qué”.

Este Instrumento de Monitoreo de Ozono fue lanzado en 2004, y desde esa fecha ha estado recopilando datos globales sobre NO 2 y varios contaminantes del aire durante más de 15 años.

wuhan calidad del aire coronavirus

Los análisis concretos de medición de calidad del aire se hicieron durante tres períodos en 2020:

  • del 1 al 20 de enero (antes del Año Nuevo Lunar).
  • del 28 de enero al 9 de febrero (alrededor de las celebraciones del Año Nuevo).
  • y del 10 al 25 de febrero (después del evento).

Liu y sus colegas no han visto un repunte en el NO 2 después de las vacaciones. “Este año, la tasa de reducción es más significativa que en años anteriores y ha durado más”, dijo. “No me sorprende porque muchas ciudades de todo el país han tomado medidas para minimizar la propagación del virus”.

Recomendaciones del editor