China prueba un revolucionario medicamento contra el COVID-19

Autoridades sanitarias chinas informaron que comenzarán los ensayos clínicos de un medicamento para combatir el coronavirus, que se basa en plasma de pacientes recuperados de la enfermedad.

Este es desarrollado por la farmacéutica estatal CNBG, la cual se ha mostrado optimista con las pruebas de la fase preliminar.

“Los resultados de las pruebas en animales muestran que puede aliviar de manera considerable los síntomas y los daños causados por el coronavirus. Acaba de recibir la aprobación de la Administración Estatal de Medicamentos y pronto comenzará la investigación clínica”, señala Zhu Jingjin.

Los encargados del medicamento aseguran que provoca una respuesta más rápida para los pacientes que se encuentran más complicados con la enfermedad.

En un mensaje publicado en la cuenta de la red social china WeChat de la Comisión de Administración y Supervisión de Bienes del Consejo de Estado, Zhu Jingjin explicó que “el plasma de pacientes recuperados de COVID-19 da buenos resultados con pacientes críticos y graves”.

Sin embargo, autoridades académicas de la nación asiática relativizan las buenas proyecciones de los científicos locales y llaman a esperar los resultados de la etapa de ensayos.

“La efectividad real de un medicamento especial sigue dependiendo sobre todo de los resultados de los ensayos clínicos, más que de las conclusiones de las primeras etapas”, asegura Jiang Chulai, de la Universidad de Jilin.

Chulai también explicó que los fármacos sirven para aliviar los efectos de la infección, pero que la prevención y la vacunación siguen siendo las armas más poderosas para frenar los contagios.

Recomendaciones del editor