Completan una obra de Rembrandt gracias a la inteligencia artificial

La ronda nocturna, una de las obras más reconocidas de Rembrandt van Rijn, por fin puede ser vista de manera íntegra gracias a una importante restauración hecha mediante inteligencia artificial.

Según la agencia AP, una combinación de arte e inteligencia artificial permitió al Rijksmuseum de Ámsterdam recrear partes de la icónica pintura que habían sido cortadas 70 años después de que Rembrandt la terminara.

El artista pintó la obra en 1642 por encargo del alcalde y líder de la Guardia Cívica de Ámsterdam para representar a los miembros de la milicia.

Luego de colgar en el club de los guardias cívicos durante 73 años, el cuadro fue trasladado al Consistorio de Ámsterdam, pero como no cabía entre las dos puertas lo cortaron, según relata Taco Dibbits, director del Rijksmuseum.

Ahora, las figuras perdidas de dos hombres y un niño pequeño fueron recuperadas en la parte izquierda del cuadro, justo donde se cortó una tira de 60 centímetros.

Rembrandt van Rijn

Esta reconstrucción fue posible gracias a una pequeña copia realizada en el siglo XVII por Gerrit Lundens. Un programa de inteligencia artificial comparó esa copia con el cuadro original y así fue posible el nuevo resultado.

La imagen final se imprimió en un lienzo, se barnizó y luego se puso sobre cuatro marcos de metal situados alrededor de la pintura.

Así, ahora se aprecia cómo el capitán Frans Banninck Cocq, vestido de negro, y su teniente, uniformado de blanco, se hacen a un lado para mostrar cómo la milicia está en movimiento, mientras que las otras figuras adicionales a la izquierda dan profundidad y perspectiva.

Recomendaciones del editor