Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Cómo transportarse con facilidad por Estados Unidos

Uno de los primeros retos para cualquier persona que acaba de llegar a Estados Unidos es la movilidad. ¿El motivo? Es un país diseñado para desplazarte en automóvil. Sin embargo, si sigues estos consejos sobre cómo transportarse con facilidad por Estados Unidos podrás sobrevivir con éxito. Sin embargo, tampoco es mala idea hacerte de un auto confiable y económico tan pronto te sea posible.

Te va a interesar:

Cómo transportarse con facilidad por Estados Unidos

Adquiere un auto

Un mercado de autos de segunda mano en Estados Unidos

Tener un auto propio es, sin tapujos, la forma más eficiente de transportarse en Estados Unidos. Si vienes de otro país, especialmente de Latinoamérica, te darás cuenta que las grandes ciudades de Estados Unidos están diseñadas con carreteras de varios carriles que las rodean, mientras que las calles y avenidas también son amplias. Hay excepciones, como Nueva York, donde el Metro es una opción más eficiente que el auto. Igual, en urbes con embotellamientos famosos con Los Ángeles, el auto es la forma más eficaz de transportarse.

Dicho lo anterior, si acabas de llegar a EE.UU. y comienzas a trabajar, probablemente tengas que destinar tus ingresos a otras prioridades antes que a comprar un auto. Notarás otra importante diferencia cultural: los estadounidenses aman los autos amplios. Son cómodos, sí, pero también gastan más gasolina, así que mejor imita a los europeos y hazte de un auto compacto o de un Prius, pero como ese es un modelo relativamente costoso, el consejo es ir por un auto de segunda mano.

¿Dónde comprar un buen auto de segunda mano? Lo más probable es que donde vivas haya un buen mercado de vehículos usados. Habla con tus vecinos o las personas que conozcas, la publicidad boca en boca manda en este aspecto. De igual manera, para que te hagas de una referencia de precios, te recomendamos buscar en plataformas en línea. Algunas de las más confiables son:

Usa el transporte público

Una imagen del Los Angeles Metro Rail

Después del automóvil particular, y siempre y cuando te encuentres en una ciudad, la segunda mejor opción (y también la más asequible) para trasladarse es el transporte público, y eso comprende autobuses y metro.

Como referencia, en Los Ángeles la tarifa base de los autobuses y el metro es de $1.75 dólares, importe base que solo te da acceso a viajes de ida, y si planeas realizar varios traslados —una opción recomendable si viajas como turista— es adquirir un pase de transportación por un día, cuyo precio es de $7 dólares.

También, si planeas recorrer la ciudad durante todo el mes, puedes comprar un pase mensual, que cuesta $100 dólares en el caso del Los Ángeles.

Si acabas de llegar a Estados Unidos y todavía no dominas el inglés al 100 por ciento, la buena noticia es que la tecnología está de tu lado. Aplicaciones como Google Maps tienen información precisa sobre las distintas líneas del transporte público. Y si este en Estados Unidos no es el más eficaz en términos de interconectividad, en definitiva sí que es puntual. Eso sí, toma en cuenta que podrías pasar varios minutos en una parada hasta que llegue el autobús.

Uber, Lyft y taxis

Un auto de Uber y Lyft en Nueva York

Otra opción de transporte público es Uber y Lyft. Estas aplicaciones funcionan en prácticamente todas las ciudades de Estados Unidos y son cómodas, pues solo necesitas tener la aplicación de estas en tu celular para pedir un auto adonde sea que te encuentres.

También, antes era necesario contar con una tarjeta de débito o crédito para usar Uber o Lyft. Ese requerimiento es cosa del pasado, pues hoy día puedes pagar cualquiera de los dos servicios en efectivo o usar tarjetas prepagadas.

Un taxi en la ciudad de Nueva York

Finalmente, otra de las opciones que puedes usar es un taxi. Sin embargo, aquí hay diferencias importantes respecto a cómo operan estos en algunos países de Latinoamérica. Por lo general no encontrarás sitios donde puedas tomar un taxi, así que tendrás que llamar a una compañía que ofrezca este servicio, dar la dirección en la que te encuentras y el sitio adonde requieres el servicio, así como la fecha y hora en la que lo necesitas.

Cada ciudad tiene distintas compañías, así que asegúrate de buscar en sitios como Google alguna empresa local.

Y para viajes más largos…

Usa el tren o toma un vuelo

Un tren de la compañía Amtrak

Debido a que Estados Unidos es un país enorme, para realizar viajes de costa a costa o entre estados lo más sencillo es tomar un vuelo o el tren.

En el caso de los vuelos, si buscas con anticipación en Expedia o Priceline podrás encontrar boletos baratos.

En cambio, si lo que pretendes es hacer un viaje en tren, la compañía más extensa es Amtrak, que cuenta con 30 rutas por todo Estados Unidos (y algunas más en Canadá). Varias de las rutas te llevan por las principales ciudades de Estados Unidos, y si bien no son la opción más rápida para viajar, quizá sea la más llamativa si lo que buscas es disfrutar del paisaje. Las tarifas de viaje varían según tu destino, pero siempre serán más económicas que un vuelo (calculamos un viaje de San Francisco a Los Ángeles y el precio osciló entre los $74 y los $84 dólares).

Recomendaciones del editor