COVID-19: detectan en EEUU otra cepa que sería más resistente

Una nueva variante del virus SARS-CoV-2 fue detectada en Estados Unidos, hallazgo que podría presentar otro desafío para la salud pública según científicos de la Universidad Texas A&M.

Aunque solo ha sido detectada en una persona, la variante BV-1 tiene marcadores genéticos que están presentes en otras mutaciones donde los anticuerpos neutralizantes han resultado ineficaces, según los científicos.

“Esta variante combina marcadores genéticos asociados por separado con propagación rápida, enfermedad grave y alta resistencia a los anticuerpos neutralizantes”, advirtió Ben Neuman, virólogo jefe del Complejo de Investigación de Salud Global (GHRC) de la universidad.

Según Neuman, esta cepa tiene una combinación de mutaciones similar al que presentan otras variantes de interés que deben ser notificadas a nivel internacional.

“No hemos detectado más casos de esta variante. No hemos cultivado ni probado este virus de ninguna manera. Este anuncio se basa exclusivamente en el análisis de secuencia genética realizado en el laboratorio”, explicó el científico.

Ligada a la variante británica

Coronavirus
Pixabay

La variante BV-1 está relacionada con la cepa británica B.1.1.7 que, según investigaciones, puede ser hasta 45 por ciento más contagiosa que el virus original.

“BV” se refiere a Brazos Valley, la región de siete condados de Texas donde se encuentran Texas A&M y GHRC.

La variante BV-1 fue detectada en una muestra de saliva tomada el 5 de marzo a un estudiante de la universidad texana como parte de un programa preventivo de detección del COVID-19.

El estudiante volvió a dar positivo 20 días después de la muestra original, lo que según los investigadores indicaría que podría provocar una infección más duradera de COVID-19.

El estudiante presentó síntomas leves similares a los de un resfriado que nunca progresaron en gravedad. Una tercera muestra, obtenida el 9 de abril, fue negativa.

Recomendaciones del editor