Skip to main content

La ciencia lo confirma: el cariño de un perro es terapéutico

Los perros también pueden ser los mejores amigos de los doctores, por lo menos así lo afirma una nueva investigación publicada esta semana, que revela que el contacto con estas mascotas puede ayudar a las personas que se encuentran enfermas.

El estudio llevado a cabo por One Health and Wellnes demostró que los pacientes que sufren dolores en la sala de urgencias pueden reducir sus molestias (o sentir menos dolor) si pasan al menos 10 minutos en compañía de un perro.

Un perro de terapia al lado de una niña en una sala de un hospital.

“Hay investigaciones que demuestran que las mascotas son una parte importante de nuestra salud de diferentes maneras. Nos motivan, nos suben el ánimo, nos generan rutinas; el vínculo humano-animal”, explicó Colleen Dell, autora principal del estudio e investigadora de One Health and Wellness y de la Universidad de Saskatchewan, en Canadá.

Los resultados de esta investigación fueron publicados en PLOS One. En las pruebas, se les pidió a más de 200 pacientes de urgencias que indicaran su nivel de dolor en una escala del 1 al 10, donde 10 representaba el nivel más alto.

Un grupo de control no recibió ningún tipo de atención para aliviar las molestias, mientras que los participantes del otro conjunto pasaron 10 minutos con un perro de terapia. Luego de esto, los pacientes volvieron a calificar sus niveles de dolor. En esta etapa, las personas que tuvieron contacto con los perros manifestaron sentir menos malestar.

Los participantes también señalaron que los sentimientos de ansiedad se redujeron hasta 48 por ciento. Esto demuestra la importancia de los animales, en especial de los perros de terapia, para los pacientes que permanecen hospitalizados en emergencias.

“Se observaron cambios clínicamente significativos en el dolor, así como en la ansiedad, la depresión y el bienestar en la intervención con perros de terapia en comparación con el control”, agregó la doctora Dell.

Recomendaciones del editor