Estuvimos con Spot, el perro robot de Boston Dynamics, y así funciona

El nombre de Boston Dynamics suena con fuerza desde hace tiempo, en especial tras ser adquirida por Hyundai. Pero si por algo es conocida la empresa de robótica es por Spot, un robot cuadrúpedo con forma de perro que ahora llega a España de la mano de Plain Concepts.

Esta compañía española ofrecerá soluciones de software y realidad mixta personalizadas e integradas con el robot a empresas de distinta índole.

Conocimos a un ejemplar de Spot (al que ellos han bautizado como Spoc) en las oficinas de Plain Concepts para saber cómo funciona y cuáles son sus principales aplicaciones en la industria.

Subir escaleras y esquivar objetos

Lo primero que llama la atención cuando ves a Spot es su tamaño, pero sobre todo la agilidad con la que se mueve. El robot puede subir y bajar escaleras con total facilidad, así como evitar obstáculos en el camino.

Tiene una batería con la que es capaz de funcionar durante 90 minutos o recorrer 5 kilómetros sin necesidad de carga. No es muy rápido (su velocidad es de 1.6 metros por segundo), pero está diseñado para tareas que no requieren velocidad.

Principalmente este robot está enfocado a la seguridad y las inspecciones de infraestructuras peligrosas, como revisar el alcantarillado de las ciudades o para la gestión remota en la industria. Como sucede con los drones, Spot necesita ser controlado por un operador, aunque es posible automatizar rutas para que las haga solo.

Integrado con realidad mixta

En Plain Concepts explican que las empresas pueden elegir la configuración de sensores y hardware que el perro lleve encima, lo cual dependerá del uso que se le quiera dar. Es posible añadirle más cámaras (lleva seis integradas por defecto) micrófonos, sensores de detección de gases, cámaras de 360 grados, sensores lidar y hasta un brazo robótico para agarrar objetos y abrir puertas.

La empresa también integra con Spot su propia herramienta de telecontrol que utiliza las tecnologías de realidad mixta para que sea posible operar a Spot de manera remota y con unas gafas VR Hololens 2.

Spot se comenzó a vender en 2020 a un precio de $ 74,500 dólares (unos 64,000 euros al cambio actual). Por el momento no se conocen los nombres de las empresas interesadas en adquirir a Spot y la solución de Plain Concepts, pero aseguran que hay desde grandes energéticas y empresas de construcción hasta una importante bodega de vinos.

Recomendaciones del editor