DuAxel, el rover “dos-en-uno” para explorar terrenos inalcanzables

Un rover “dos-en-uno” y que permite alcanzar los terrenos más difíciles, como las llamadas “líneas de pendiente recurrentes” de Marte. Así es DuAxel, un prototipo presentado en octubre de 2020 por la NASA.

Según la agencia espacial estadounidense, DuAxel (una abreviatura de “dual-Axel”) en realidad es un vehículo compuesto por dos rovers de dos ruedas, cada uno llamado Axel.

Con la mitad trasera anclada en su lugar, la mitad delantera se desacopla y rueda sobre un solo eje, consignó Xakata.

Las dos mitades están conectadas por una correa que se desenrolla cuando el eje principal y desciende en rápel por un pendiente o cualquier otro terreno complejo.

Es ahí cuando utiliza instrumentos guardados en el interior de la rueda para estudiar un lugar que, de otra manera, estaría fuera del alcance de un rover tradicional.

El vehículo fue probado en el desierto de Mojave, en el sur de California, por un equipo de ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA.

“DuAxel se desempeñó extremadamente bien, demostrando su capacidad para acercarse a un terreno desafiante, anclar y luego desacoplar su rover Axel “, explicó Issa Nesnas, experta en robótica del JPL.

Agregó que Axel fue capaz de maniobrar de forma autónoma por pendientes empinadas y rocosas, desplegando sus instrumentos sin la necesidad de un brazo robótico.

La idea detrás de la creación de dos vehículos móviles de un solo eje, que se pueden combinar en uno con una carga útil central, es maximizar la versatilidad.

La configuración de cuatro ruedas se presta para conducir grandes distancias a través de paisajes accidentados; mientras que la versión de dos ruedas ofrece mayor agilidad.

Exploración de Marte

“DuAxel abre el acceso a terrenos más extremos en cuerpos planetarios como la Luna, Marte, Mercurio y posiblemente algunos mundos helados, como Europa, la luna de Júpiter”, agregó Nesnas.

Durante las estaciones cálidas en Marte, a menudo aparecen rayas oscuras llamadas “líneas de pendiente recurrentes” en los cráteres.

Sin embargo, estas son demasiado empinadas para un rover convencional, incluso para el Curiosity o el Perseverance, que aterrizará en suelo marciano en 2021.

Ambos rovers están diseñados para atravesar pendientes de hasta 30 grados. Sin embargo, explorar directamente algunas características de Marte requeriría un tipo diferente de vehículo.

“La ventaja clave de usar DuAxel queda clara cuando tienes incertidumbre en el lugar de aterrizaje, como lo hacemos en Marte”, explicó Patrick Mcgarey, especialista robótico en el JPL y miembro del equipo de DuAxel.

Si bien DuAxel sigue siendo una demostración de tecnología y está a la espera de que se le asigne un destino, su equipo continuará perfeccionándolo.

Recomendaciones del editor