Misión tripulada a la Luna: así sería el interior de la nave

El fabricante militar Dynetics reveló un modelo a gran escala del sistema de aterrizaje humano (HLS) que podría ser usado por la NASA para la próxima misión tripulada a la Luna, prevista para 2024.

El prototipo, que tiene casi las mismas dimensiones del módulo de aterrizaje lunar Apolo de 1969, será evaluado como parte del programa Artemis de la agencia espacial estadounidense.

El modelo está destinado a proporcionar a los ingenieros una idea de cómo los astronautas interactuarán en el interior de la nave durante las misiones en el satélite natura de la Tierra.

El prototipo considera el módulo de la tripulación, la plataforma de logística autónoma para el acceso de carga, tanques de combustible de ascenso y descenso y paneles solares desplegables.

El diseño de baja altura podría permitir un acceso más fácil y seguro a la superficie lunar, afirmó Dynetics.

Prototipo de espuma

La compañía también exhibió un video para mostrar el funcionamiento de su módulo. Sin embargo, la pieza audiovisual deja en claro que se trata de un prototipo.

Los diferentes mecanismos de control son esencialmente piezas de espuma pegadas a las paredes interiores del módulo, que se pueden mover fácilmente para encontrar la mejor ubicación.

Dynetics explicó que “el diseño flexible se puede reconfigurar fácilmente, lo que permite que el equipo de integración de sistemas humanos (HSI) y la tripulación de vuelo revisen y proporcionen comentarios sobre los primeros diseños de concepto y ejecuten iteraciones rápidas”.

Competencia

Según Futurism, la presentación del módulo de Dynetics llega después de que Blue Origin, otro de los contratistas que pretende adjudicarse el proyecto, presentara en agosto de 2020 otro prototipo a gran escala de su sistema de aterrizaje humano.

La compañía SpaceX de Elon Musk también tiene un contrato con la agencia especial para diseñar un prototipo de nave espacial para misiones tripuladas a la Luna.

Recomendaciones del editor