Un exitoso despegue tuvo la primera misión china a Marte

China ya partió a la conquista de Marte. Este jueves 23 de julio, la agencia espacial de ese país lanzó la misión Tianwen-1.

El cohete Long March-5 despegó del Centro de Lanzamiento de Satélites Wenchang —en la Isla Hainan, en el sur de China— a las 12:41 a.m. ET.

La nave transporta un orbitador, un módulo de aterrizaje y un vehículo explorador, una ambiciosa carga que ninguna misión ha intentado enviar a Marte al mismo tiempo.

De acuerdo con los pronósticos oficiales, la misión llegará al planeta rojo en febrero de 2021, informó Digital Trends.

Poco después del despegue, la Administración Espacial Nacional de China (CNSA) confirmó que las primeras etapas de la misión se habían cumplido y que la carga útil ahora se dirige a ese planeta.

En 2022, el módulo de aterrizaje intentará llevar el vehículo explorador hasta la superficie marciana, donde se moverá para estudiar elementos que brinden evidencia de vida actual y pasada. Además, evaluará el entorno del planeta.

National Space Science Center

El orbitador, por su parte, utilizará sus instrumentos científicos para aprender más sobre la atmósfera y el clima marcianos, y también para mapear la superficie de Marte.

Si bien el lanzamiento se transmitió en vivo en la televisión china, CNSA tiende a abordar sus misiones espaciales de una manera muy diferente a su contraparte estadounidense.

Exhibe muy poca publicidad en comparación con la estrategia de la NASA de generar interés a través de contenido perspicaz publicado en sus concurridos canales de redes sociales.

Incluso el momento del lanzamiento se mantuvo en secreto, dejando que los aficionados del espacio especularan acerca de la hora del despegue.

Si quieres saber más sobre la misión te dejamos una animación que apareció recientemente en la televisión china. Ofrece una idea del diseño del vehículo explorador y de cómo el módulo de aterrizaje lo llevará a la superficie del planeta.

La misión Tianwen-1 es el primer intento propio de China de llegar a Marte y se produce nueve años después de que quiso enviar un orbitador llamado Yinghuo-1 con la misión rusa Phobos-Grunt.

Pero ese lanzamiento falló poco después del despegue, dejando a la nave espacial varada en órbita hasta que cayó a la Tierra luego de dos meses.

La ambiciosa misión de China se produce pocos días después de que los Emiratos Árabes Unidos se embarcaron en su primera misión interplanetaria, también a Marte, y una semana antes del despegue de la misión Mars 2020 Perseverance de la NASA desde Cabo Cañaveral, Florida.

Recomendaciones del editor