Skip to main content

La Luna tiene más años que Matusalem: ahora serían 4 millones de años más

La recolección de muestras de polvo y cristales lunares en 1972 por las misiones Apolo, han resuelto uno de los mayores misterios del universo cercano: nuestra Luna es 4 millones de años más vieja de lo que se creía.

La estimación oficial hasta ahora, es que hace al menos  4.1972 millones de años, en la juventud del sistema solar, un objeto gigante del tamaño de Marte se estrelló contra la Tierra. La pieza más grande que se desprendió de la Tierra primitiva formó nuestra Luna y el magma caliente al enfriarse dejó estos cristales como evidencia.

Superficie de la Luna
DTES

En un nuevo estudio publicado en la revista Geochemical Perspectives Letters, los investigadores utilizaron cristales traídos de la Luna por los astronautas del Apolo para ayudar a determinar el momento de la formación de la Luna. Su descubrimiento retrasa la edad de la Luna en 4 millones de años.

«Estos cristales son los sólidos más antiguos conocidos que se formaron después del impacto gigante. Y debido a que sabemos la antigüedad de estos cristales, sirven como un ancla para la cronología lunar», dice Philipp Heck, curador Robert A. Pritzker de Meteoríticos y Estudios Polares del Museo Field y director principal del Centro de Investigación Interactiva Negaunee, profesor de la Universidad de Chicago y autor principal del estudio.

La muestra de polvo lunar utilizada en el estudio fue traída por los astronautas del Apolo 17 en la última misión tripulada a la Luna en 1972. Este polvo contiene pequeños cristales que se formaron hace miles de millones de años. Estos cristales son una señal reveladora de cuándo se debe haber formado la Luna.

Cuando el objeto del tamaño de Marte golpeó la Tierra y formó la Luna, la energía del impacto derritió la roca que finalmente se convirtió en la superficie de la Luna. «Cuando la superficie se fundía de esa manera, los cristales de circón no podían formarse y sobrevivir. Por lo tanto, cualquier cristal en la superficie de la Luna debe haberse formado después de que este océano de magma lunar se enfriara», dice Heck. «De lo contrario, se habrían derretido y sus firmas químicas se habrían borrado».

Este análisis átomo por átomo, realizado con instrumentos de la Universidad Northwestern, mostró cuántos de los átomos dentro de los cristales de circón habían sufrido una desintegración radiactiva. Cuando un átomo tiene una configuración inestable de protones y neutrones en su núcleo, sufre una desintegración, desprendiéndose de algunos de estos protones y neutrones y transformándose en diferentes elementos. Por ejemplo, el uranio se descompone en plomo. Los científicos han establecido cuánto tiempo tarda este proceso en ocurrir, y al observar la proporción de diferentes átomos de uranio y plomo (llamados isótopos) presentes en una muestra, pueden saber qué edad tiene.

Por su parte, la autora principal del estudio, Jennika Greer, comentó que, «es increíble poder tener pruebas de que la roca que tienes en la mano es la parte más antigua de la Luna que hemos encontrado hasta ahora. Es un punto de anclaje para muchas preguntas sobre la Tierra. Cuando sabes cuántos años tiene algo, puedes entender mejor lo que le ha sucedido en su historia».

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
Ahora puedes llevar la luna en tu muñeca con uno de estos relojes
reloj lunar interstellar lunar1622 relojes lunares

Diseños de Yanko
La misión Apolo 11 despertó la imaginación y el asombro en todo el mundo cuando vieron a Neil Armstrong caer de la escalera del módulo lunar y pronunciar su famosa frase: "Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad". Acompañando a Armstrong, y a casi todos los exploradores de todo el mundo, se encuentran algunos de los mejores y más duraderos relojes para hombre del planeta.

Ahora, puedes usar un reloj que conmemora la caminata de Armstrong sobre la luna y la totalidad de las misiones Apolo, ya que Yanko Designs lanza el reloj Interstellar LUNAR1,622. No solo es una magnífica pieza de ingeniería relojera, sino que cuenta con múltiples llamadas y aspectos que te harán querer alcanzar las estrellas y seguir los pasos de los exploradores más famosos de la historia. O al menos habla de ello en tu próxima fiesta cuando alguien te pregunte por la llamativa pieza que llevas en la muñeca.
Diseños de Yanko
La esfera del reloj contiene polvo lunar real
Has leído bien. Quizás la parte más singular y divertida de este reloj es que contiene polvo lunar extraído de meteoritos lunares raros. El meteorito lunar utilizado fue ID# NWA11515 que se encontró en 2017 en el noroeste de África. Esto significa que puedes llevar en tu muñeca un mineral que realmente no es de este mundo.

Leer más
La Tierra tiene otro planeta adentro: el protoplaneta Tea
Protoplaneta Tea chocando con la Tierra

Foto: HONGPING DENG Y ESTUDIO HANGZHOU SPHERE Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Hace un par de años, en 2021, el geólogo chino Qian Yuan reconoció que tenía “una idea loca”: en ese momento sostuvo que la Tierra tenía otro planeta en su interior y que se notan cuando estas enormes placas de masa se ralentizan tras los terremotos.

Leer más
Este equipo de robots con patas podría ser el futuro de la exploración de Marte
este equipo de robots con patas futuro exploracion en marte

El Space Resources Challenge de la Agencia Espacial Europea (ESA), invitó a grupos de investigación a traer sus prototipos de robots y probar sus habilidades para buscar recursos en un entorno lunar simulado. La idea era buscar ideas brillantes para la próxima generación de exploradores espaciales robóticos que pudieran ayudar a localizar y mapear los recursos lunares, como el agua, que son esenciales para futuras misiones tripuladas.

Uno de los equipos ganadores del desafío fue un trío de robots con patas que trotaban, trepaban y se abrían paso alrededor de la arena, trabajando juntos para mapear, identificar y recolectar muestras científicas. Aunque este desafío se centró en la luna, los mismos principios podrían aplicarse a los robots destinados a Marte y otros cuerpos planetarios, y este enfoque podría permitir a los robots explorar nuevos entornos que nunca antes se habían visto.

Leer más