Skip to main content

Auroras rosadas invaden Noruega tras agujero que dejó tormenta solar

Un impresionante espectáculo de auroras rosadas se vivió en la ciudad noruega de Tromsø, una situación inusual que sucedió por causa de una tormenta solar.

Esto provocó que se rasgara un agujero en el campo magnético del planeta. La brecha permitió que las partículas solares altamente energéticas penetraran más profundamente en la atmósfera de lo normal, desencadenando las luces de colores inusuales.

El impresionante espectáculo de luces fue visto el 3 de noviembre por un grupo de turistas dirigido por Markus Varik, un guía turístico de auroras boreales.

«Estas fueron las auroras rosadas más fuertes que he visto en más de una década de giras líderes», dijo Varik. «Fue una experiencia humillante».

Las auroras rosadas surgieron poco después de que apareciera una pequeña grieta en la magnetosfera, un campo magnético invisible que rodea a la Tierra que es generado por el núcleo metálico fluido del planeta. Los científicos detectaron la brecha después de que una tormenta solar menor de clase G-1 se estrelló contra la Tierra el 3 de noviembre.

Las auroras aparecen más comúnmente verdes, porque los átomos de oxígeno, que son abundantes en la parte de la atmósfera que normalmente alcanza el viento solar, emiten ese tono cuando están excitados. Sin embargo, durante la reciente tormenta solar, la grieta en la magnetosfera de la Tierra permitió que el viento solar penetrara por debajo de 62 millas, donde el nitrógeno es el gas más abundante. Como resultado, las auroras emitieron un brillo rosa neón cuando las partículas sobrealimentadas se estrellaron principalmente contra los átomos de nitrógeno.

Recomendaciones del editor