Gran tormenta solar podría provocar un apocalipsis de internet

Una gran tormenta solar podría provocar serios problemas con las comunicaciones vía internet, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por la Universidad de California.

La investigación se presentó en la conferencia SIGCOMM 2021 y su autor, Sangeetha Abdu Jyoiti, explica en Wired que una tormenta solar puede causar interrupciones a internet que duren hasta meses, lo que constituye “el peor escenario” para el funcionamiento de las redes, algo que hasta ahora no ha ocurrido.

El investigador explica que los cables de fibra óptica son inmunes a los efectos electromagnéticos de las tormentas solares, ya que transmiten datos vía luz. En cambio, los cables submarinos que conectan continentes sí podrían resultar muy afectados, pues más allá de que las redes de internet a niveles nacionales no sufran mayores interrupciones, algunos países podrían quedar desconectados del resto.

De acuerdo a Sangeetha Abdu Jyoiti, uno de los problemas a los que se enfrentan los científicos es que hoy día no existen datos previos sobre como una gran tormenta solar puede impactar a las redes de internet, pues los últimos grandes eventos de este tipo ocurrieron en 1859 y 1921; en ese entonces, este tipo de comunicaciones simplemente no existían.

Sol

El autor también explica que se tiene cierto entendimiento de cómo estas tormentas solares afectan a equipamiento en tierra firme. Pero por el contrario, no hay datos de qué es lo que podría ocurrir con los cables y repetidores submarinos por los que se transmiten datos.

Más relevante incluso es que el sol lleva tres décadas de actividad relativamente baja. Sin embargo, varios científicos han advertido que la actividad solar está en un ciclo al alza, por lo que no se puede descartar por completo la llegada de una gran tormenta solar, aun cuando las probabilidades son relativamente bajas: entre un 1.6 y 12 por ciento en el transcurso de una década.

El estudio está disponible en el sitio web de la Universidad de California, aunque todavía tiene que pasar por la revisión de sus pares.

Recomendaciones del editor