Volkswagen y Mobileye planean viajes compartidos con carros autónomos

volkswagen mobileye vehiculos autonomos autodesk vred professional 2017 sp1 15 720x720

Volkswagen y Mobileye acordaron el desarrollo conjunto de un servicio de viajes compartidos basado en vehículos autónomos eléctricos. El proyecto comenzará a fraguarse en 2019 y su salida al mercado total debería concretarse tres años más tarde, anunciaron los socios.

De esta manera, el grupo automotor alemán y la subsidiaria de Intel entran de lleno a la competencia contra Waymo, Uber, Ford y General Motors para ser los primeros en comercializar carros autoguiados.

Según los términos de la alianza, Volkswagen proporcionará los automóviles y Mobileye pondrá el hardware necesario para hacerlos autónomos, en tanto que un tercer socio, Champion Motors, supervisará la administración de la flota y dirigirá un centro de control para su implementación en Israel.

Las autoridades locales se comprometieron a eliminar trabas burocráticas y proporcionará acceso a datos de tráfico e infraestructura, lo cual despejará el camino para otras empresas que deseen lanzar servicios de viajes compartidos autónomos en dicho lugar, agregaron las firmas involucradas.

A medida que tanto los fabricantes de automóviles como las compañías de tecnología continúan desarrollando automóviles dotados de inteligencia artificial, el énfasis está firmemente puesto en el uso colectivo antes que los propietarios individuales.

Waymo planea lanzar un servicio de viajes compartidos a escala comercial en Arizona antes de que finalice 2018, en tanto que Uber ha buscado durante mucho tiempo reemplazar a sus conductores humanos con máquinas.

General Motors ha indicado que está cerca de lanzar un servicio de viajes compartidos a través de su división Cruise Automation, mientras que su principal rival, Ford, ha anunciado para 2021 un autónomo dirigido a flotas comerciales.

El foco en el transporte colectivo ofrece una serie de ventajas. Permite a las empresas mantener un control más estricto de la nueva tecnología, que está en fase de prueba. Al mismo tiempo, los operadores pueden asegurarse de que los autos nunca se alejen de una zona acotada a través de georreferenciación, y pueden evaluar los vehículos cuando regresan a su lugar de operaciones.

Las flotas también pueden generar ingresos continuamente para los fabricantes y las compañías tecnológicas, al tiempo que la eventual venta a compradores individuales reduce considerablemente las oportunidades de ingresos futuros.

En comparación con los conductores humanos, diversos análisis de la industria señalan que los autónomos podrían generar mucho más dinero en viajes compartidos porque pueden permanecer por más tiempo en la carretera.

Mobileye suministró en el pasado el hardware para el sistema de asistencia Autopilot de Tesla, y actualmente realiza investigaciones sobre autos robotizados en conjunto con su matriz, Intel, así como también con BMW.

Volkswagen se asoció anteriormente con la empresa estadounidense Aurora Innovation para explorar la conducción autónoma. La casa europea planea lanzar una familia de autos eléctricos en los próximos años, en un intento por dejar atrás el escándalo por la manipulación de emisiones de sus motores diésel.

Recomendaciones del editor