Cadillac CT4: el sedán con crisis de identidad

Hoy día se puede decir que no existen autos malos, solo buenos o muy buenos. Por desgracia el Cadillac CT4 cae en la primera categoría y, aun así, no es recomendable. La marca de autos de lujo de General Motors ha cometido un error lanzando este modelo, y aunque no es malo en sí, simplemente es un carro que no tiene razón de ser, ya que es muy pequeño y costoso para las capacidades que ofrece.

Si quieres un Cadillac con espíritu alemán, compra su hermano mayor, el Cadillac CT5: ciertamente ese modelo está a la altura de los teutones, pero el CT4 simplemente se queda corto en todo sentido. Cuando ves su precio y lo comparas el CT5 empiezas a cuestionarle muchas cosas, principalmente el costo.

Interior y timón del Cadillac CT4
Cadillac

Según los ejecutivos de General Motors, el CT4 tiene un balance casi perfecto de 50-50, lo que quiere decir que tiene el mismo peso adelante y atrás, brindando mayor estabilidad y agarre. De hecho, es destacable, pues al tomar algunas curvas a velocidad alta sentimos que se aferró bien al pavimento y no se desestabilizó en ningún momento. Sin embargo, eso no justifica su precio.

Las capacidades del motor dejan mucho que desear, ya que los 325 caballos de fuerza no son factor y le pusieron un motor 2.7 litros. En comparación, el CT5 tiene uno de 3.0 litros, que producen 380 caballos de fuerza. En esencia, este es un vehículo que busca ser algo que no es: un sedán de lujo con potencia.

El CT4 V-Series fue la versión que conduje y es supuestamente el tope de gama, siendo su precio base de $44,495 dólares. Con las opciones adicionales que vino, su costo final es de $52,165 dólares. Dichas opciones no son dignas de mencionar, pues hasta en los rines se queda corto, teniendo un raquítico diámetro de 18 pulgadas.

Ruedas del Cadillac CT4
Cadillac

En conclusión, no puedo recomendar la compra de este modelo. Cadillac es una marca excelente, pero todavía no comprendo en qué estaban pensando cuando concibieron un modelo como el CT4: es un vehículo que es casi bueno, casi deportivo, casi de lujo y casi Cadillac. Si estás en la búsqueda de un sedán pequeño de lujo hay otras opciones mejores en el mercado.

Recomendaciones del editor