El Lamborghini Aventador se despide con la edición LP-780-4 Ultimae

Después de 10 años de fungir como el estandarte del legendario fabricante de Sant’Agata Bolognese, el Lamborghini Aventador se marcha del escenario automotriz mundial. Pero al igual que durante toda su carrera, que comenzó en febrero de 2011 cuando fue revelado en el Salón del Automóvil de Ginebra de ese año, el Aventador se despide a lo grande con una edición muy especial: el Lamborghini Aventador LP 780-4 Ultimae.

Ultimae significa último en latín mientras que el número 780 en su nomenclatura hace referencia a los 780 PS, el equivalente a 769 caballos de fuerza que produce su V12 de 6.5 litros sin inducción a 8,500 rpm que, por cierto, son 10 caballos de fuerza más que el Lamborghini Aventador SVJ, aunque ambas variantes cuentan exactamente con el mismo torque de 531 lbs-pie a 6,750 rpm. Estas cifras hacen del Lamborghini Aventador LP 780-4 Ultimae el modelo sin asistencia eléctrica más poderoso de la línea de Lamborghini.

El Lamborghini Aventador LP 780-4 Ultimae combina el estilo y los lujos del Aventador S con la potencia extraordinaria del Aventador SVJ y un poco más, es decir, todo lo mejor que ofrece el Aventador después de 10 años de desarrollo.

Es por eso que se hizo indispensable producir una versión convertible o roadster para acompañar al coupé tradicional, así como el sistema de tracción en las cuatro ruedas con direccionamiento que deberían dar al LP 780-4 Ultimae reacciones ultrarrápidas, marcha estable, y un manejo preciso y emocionante. Las mejoras dinámicas se completan con un discreto alerón trasero activo.

Lamborghini mostrará las dos versiones del Aventador LP 780-4 Ultimae esta semana en el Festival de Velocidad de Goodwood, lo que marcaría no solo la despedida del Aventador sino el inicio del plan de electrificación de los modelos de la marca, que prevé que para 2024 todos los modelos de Lamborghini (los reemplazos del Huracán y el Aventador, y la Urus) cuenten con trenes motrices híbridos, así como la llegada de un cuarto modelo completamente eléctrico para la segunda mitad de la década.

Lamborghini nos dice que Aventador LP 780-4 Ultimae es un coupé capaz de acelerar de 0 a 62 mph (100 km/h) en 2.8 segundos y hasta 124 mph (200 km/h) en 8.7 segundos, y que podrá alcanzar una velocidad máxima de 220.5 mph (355 km/h). El fabricante también advierte que los números del roadster serán levemente menos impresionantes, ya que el mecanismo del techo convertible añade peso al vehículo. Pero ¿quién nota eso sin un cronómetro en la mano?

Lamborghini limitará la producción del Aventador LP 780-4 Ultimae a 350 cupés y 250 roadsters; cada modelo mostrará una placa con un número que indica que es coleccionable. Sus compradores podrán elegir entre 18 colores, pero esa paleta se amplía a 300 tonalidades cuando se elige someter al modelo al programa de personalización Ad Personam de Lamborghini. El precio inicial del cupé será de $498,258 dólares, mientras que el Roadster arranca en los $546,847 dólares. Las primeras unidades llegarán a las manos de sus compradores durante el cuarto trimestre de 2021.

Recomendaciones del editor