El Genesis Mint demuestra que los compactos también pueden ser elegantes

En pocos años, Genesis, la marca de lujo de Hyundai, ha desarrollado una respetable línea de sedanes. Pero en el Salón del Automóvil de Nueva York de 2019, mostró un vehículo completamente distinto.

El prototipo Mint es un pequeño automóvil eléctrico urbano. Aunque no está listo ni pensado para entrar a producción, el diseño muestra cómo podría verse el primer modelo compacto del fabricante surcoreano.

Los autos urbanos tienden a ser altos y estrechos, tratando de maximizar el espacio interior y minimizando la huella del vehículo. Basta con mirar el BMW i3 y el Smart Fortwo. Genesis intentó algo diferente con el Mint. Es pequeño, pero también bajo y ancho. La carrocería también se angosta hacia atrás, yendo desde un extremo delantero ancho e imponente hasta una cola puntiaguda. En lugar de la tradicional escotilla, dos puertas de apertura vertical permiten acceder al maletero. Un diseño como este probablemente no sería muy práctico, pero ¿quién podría complicarse con semejante nivel de estilo?

El interior es igualmente inusual. Más largo que ancho, el volante exhibe una pantalla incrustada y está rodeado por seis paneles adicionales. Es difícil no ver esta configuración y pensar en los prototipos de la empresa china Byton, que también coloca pantallas en el volante. Pero no está claro si este enfoque sería fácil de usar en el mundo real o si los diseñadores solo están tratando de mostrar su capacidad para agrupar pantallas en los tableros de instrumentos.

El tren de potencia eléctrico de la batería del Mint ofrece hasta 200 millas de autonomía (322 kilómetros). Es compatible con la tecnología de carga rápida de 350 kilovatios, pero Genesis mantiene en reserva el resto de las especificaciones del automóvil, como su potencia y par máximo.

Si el conceptual llegara a la línea de ensamblaje, su competidor más directo sería el BMW i3, que también fue diseñado para las ciudades. Sin embargo, el i3 no ha motivado exactamente una ola de automóviles urbanos eléctricos de lujo, por lo que es sorprendente que Genesis diseñara una versión para este nicho. De hecho, la mayoría de los fabricantes de automóviles de lujo se han concentrado en vehículos eléctricos más grandes para competir con las variedades Model S y Model X de Tesla.

Sin embargo, el Mint no está destinado a la producción. Fue solo una excusa de los diseñadores de los estudios Genesis en América del Norte, Europa y Asia para trabajar colectivamente su creatividad. El próximo nuevo modelo de producción de Genesis probablemente sea una SUV, tomando prestadas algunas claves de estilo del prototipo GV80. Todavía esperamos una versión de producción del superauto eléctrico Essentia, que Genesis llevó al Salón del Automóvil de Nueva York en 2018.

Recomendaciones del editor