Revisión del sedán compacto deportivo Genesis G70 2019

A primera vista, el Genesis G70 del 2019 no se siente como un sedan compacto, deportivo y lujoso.

Lo bueno

    Buena calidad al manejar
    Dinámica de tracción trasera clásica
    Amenidades estándar
    Musculoso

Lo malo

    Poco económica en combustible
    Cajuela y última fila estrechos

Puntaje

8/10

Motores de alto rendimiento, un diseño sorprendente y amplias comodidades son las cartas de presentación del G70, el primer sedán compacto deportivo de Genesis, la división de lujo de la surcoreana Hyundai. El vehículo tiene herramientas de sobra para arrebatarle unos puntos de cuota de mercado a feroces competidores, como el Mercedes-Benz Clase-C y el Serie 3 de BMW.

La versión de prueba, un 3.3T Sport de $44,745 dólares, demostró todos los atributos de la variedad más masiva de la marca, una calidad que al menos ostentará hasta el próximo año, cuando se estrene la SUV. Detalles en cromo oscuro, llantas de 19 pulgadas en color gris metálico, faros LED, DRL y luces traseras, un difusor trasero integrado y dos orificios de escape ovalados son sus características fundamentales.

Los sutiles detalles exteriores están contrastados por su pintura azul mallorquina y sus pinzas de freno de color rojo brillante. Definitivamente, luce espectacular, con un talante amplio y poderoso, firmas de luz llamativas y líneas limpias, no obstante el claro parecido con sus hermanos mayores. Su sello está dado –en parte- por el diseño de la parte trasera, una suerte de elegante complemento para su atractivo exterior.

Estando a menos de 10 pies (tres metros), algunos errores estéticos se asoman. Los respiraderos en forma de búmeran de los paneles delanteros, por ejemplo, son innecesarios e interrumpen el perfil. En la parte delantera, una pieza de plástico aparece pintada brillante (no muy convincentemente) para que coincida con el diseño de la rejilla. Son mínimas, no molestan y se pueden obviar con el tiempo, pero las fallas están.

revision genesis g70 2019 review 19 2560x9999
Miles Branman/Digital Trends

Al principio, la cabina parece poco satisfactoria, pero con el pasar de los días revela varios detalles de lujo. Su tablero de instrumentos orientado al conductor (y un tanto utilitario) es acentuado por plásticos con apariencia de metal, costuras en contraste y una consola central muy intuitiva. Disminuye, eso sí, el aspecto premium del diseño una pantalla táctil de 8.0 pulgadas con bordes gruesos e indicadores análogos lisos.

El cuero acolchado Nappa disponible para los asientos y las inserciones de la puerta mejoran sustancialmente el ambiente interior, al igual que el acabado de los posavasos y diales de control de clima. La amplia plataforma del G70 otorga generoso espacio a hombros y codos, pero los pasajeros traseros del tamaño de un adulto no tienen mucho espacio para las piernas y la cabeza. El maletero también está estrecho, con solo 11 pies cúbicos (311 litros) de espacio de carga.

En muchos sentidos, su simplicidad es refrescante.

La mera abundancia del G70 3.3T es asombrosa. La serie presenta asientos de cuero con calefacción, ventilación y operación eléctrica en la parte delantera, además de control de clima automático de bizona, espejos laterales eléctricos y plegables, un espejo retrovisor con atenuación automática, un sistema de audio Lexicon de 15 bocinas, navegación, una pantalla TFT a color de 7.0 pulgadas, un infoentretenimiento de 8.0 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto, y luces altas adaptables.

También forma parte del kit estándar un conjunto completo de funciones de asistencia al conductor, que incluye evitar las colisiones hacia adelante, asistencia para mantenimiento de carril, monitoreo de puntos ciegos con alertas de tráfico cruzado en la parte trasera, control de crucero adaptable y una cámara de respaldo. Los compradores pueden optar por agregar un sistema de cámara de vista envolvente, una pantalla frontal y alertas de distancia de estacionamiento por una tarifa.

El sistema de infoentretenimiento de Genesis no ha cambiado en su transición de los vehículos de Hyundai, ofreciendo la misma estructura de menú lógica y un tiempo de respuesta relativamente rápido. En muchos sentidos, su simplicidad es refrescante, aunque no se puede negar una deficiencia en la claridad de la pantalla y la complejidad gráfica.

Además de las comodidades estándar del G70, Genesis ofrece características como limpiaparabrisas con sensor de lluvia, carga de teléfonos inalámbricos, asientos traseros con calefacción, luces bajas adaptables y una pantalla frontal como parte de sus paquetes Elite y Prestige.

El G70 cuenta con varios modos conductivos y el predeterminado Confort es agradable pero perezoso.

Para no ser menos que el deportivo M340i, Genesis convocó al exjefe de la división M de BMW, Albert Biermann, quien ya ha dejado su huella en las marcas hermansa, Kia, con el coupé de cuatro puertas Stinger GT, y Hyundai, con el “hot hatch” Veloster N. Con el G70 basado en Stinger GT, Biermann y su equipo se encargaron de equilibrar la comodidad de manejo con la diversión clásica de la tracción trasera.

El V6 de 2.0 litros y doble turbocompresor ofrece 365 caballos de fuerza y ​​376 libras-pie (510 Nm) de torsión a las ruedas traseras a través de una transmisión automática de ocho velocidades. Los base con propulsor turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros despiertan a unos muchos más modestos 255 caballos, y tienen como opción una caja manual de seis velocidades. El tope de gama incluye frenos Brembo y un diferencial trasero de deslizamiento limitado con vector de par. El paquete Sport agrega amortiguadores adaptativos y actualiza los neumáticos Michelin PS4 a unidades PS4S en los mismos anchos de 225 y 255.

revision genesis g70 2019 review 28 1200x9999
Miles Branman/Digital Trends

Desde cero, el G70 3.3T alcanza 60 mph (97 kph) en 4.7 segundos y alcanza un máximo de 167 mph (269 kph). Al demostrar su velocidad en línea recta, el G70 también muestra la entrega de potencia lineal y las transiciones suaves entre los engranajes. El ruido del motor amplificado por el altavoz (o restringido) es atractivo, aunque hay poco carácter para la melodía. La fuerza de frenado y la sensación coinciden con la impresionante aceleración del G70, con una buena mordida inicial y un pedal progresivo.

El G70 cuenta con varios modos conductivos. El predeterminado Confort es agradable pero perezoso. El Sport ofrece una respuesta aguda, cambios de marcha oportunos y compostura en las curvas, aunque como desafortunado efecto secundario está el bajo consumo de combustible: promedia 17 millas por galón, que supera la calificación mixta de 20 mpg de la EPA. Independientemente de la elección, el G70 exhibe una de las mejores sensaciones conductivas de su segmento.

Ahorrarse tres pulgadas de la distancia entre ejes y 100 libras de la masa en comparación al Genesis GT –el coupé producido entre 2008 y 2016- dotó al G70 de una respuesta más viva y mayor agilidad. Tomando curvas en velocidad, permanece aplomado y predecible. La respuesta de la dirección es limitada, pero el giro es agudo y rápido. El vehículo se despliega como un verdadero sedán deportivo con tracción trasera, mueve la cola apenas el conductor se lo ordena y se mantiene en el piso incluso con los controles de estabilidad y tracción desconectados. Es difícil decir si el Genesis es tan nítido como el M340i, pero sí que es más placentero para el uso diario.

revision genesis g70 2019 review 4 1200x9999
Miles Branman/Digital Trends

Por aproximadamente $10,000 dólares, el Genesis G70 3.3T es más conveniente que rivales como BMW M340i y Mercedes-AMG C43, aunque el S4 de Audi sigue siendo más barato e incluye tracción en las cuatro ruedas estándar.

El Genesis G70 2019 viene con una de las mejores garantías de la industria: cobertura básica por cinco años o 60,000 millas (97,000 km), y cobertura por tren motriz por 10 años o 100,000 millas (160,000 km). También contempla mantenimiento gratuito, asistencia en carretera y servicio de valet para el servicio.

Recomendaciones del editor