Chrysler Voyager 2020, una miniván al alcance de todos los bolsillos

Si eres un hijo de los años 90, es muy probable que el nombre Voyager signifique algo para ti. Hace dos décadas, Star Trek: Voyager estaba al aire, y las minivans llamadas Voyager fueron comunes desde 1988, primero con el logo de Plymouth y posteriormente con el de Chrysler.

Pero mientras la nave espacial Voyager finalmente regresó a la Tierra, la Chrysler Voyager se descontinuó en 2016. Ahora, ha regresado como modelo 2020 como la nueva miniván de nivel de entrada de la marca del Grupo FCA.

Con capacidad para siete plazas, la Voyager 2020 no es un modelo 100 por ciento independiente, sino que reemplaza las versiones básicas L y LX de la Chrysler Pacifica, con niveles similares de equipamiento.

La edición de entrada Voyager L viene de serie con un sistema de infoentretenimiento Uconnect, con una pantalla táctil de siete pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Su sistema de audio de seis bocinas incluye cancelación activa del ruido.

La versión LX agrega radio satelital y contenedores de almacenamiento en el piso. Un paquete opcional de SafetyTec Group agrega asistencia de estacionamiento, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado trasero. Sin embargo, pierde el frenado de emergencia autónomo, que sí lleva la Pacifica 2020.

El inteligente sistema Stow ‘n’ Go, que crea un área de carga más grande y plana gracias a la configuración de sus butacas, solo está disponible en el nivel de equipamiento LXi, reservado para flotas, que gozarán también de asientos de cuero sintético, arranque remoto y un espejo retrovisor con atenuación automática.

La única opción de motor es el V6 Chrysler Pentastar, que genera 287 caballos de fuerza y ​​262 lb/ft (355 Nm) de torque. La transmisión es automática de nueve velocidades y la tracción únicamente delantera. Es el mismo propulsor que usa la Pacifica, el único modelo del segmento con un tren de potencia híbrido enchufable, que ofrece 32 millas de autonomía 100 por ciento eléctrica.

Chrysler dijo que la Voyager fue diseñada pensando en los clientes cuidadosos de su presupuesto, pero se negó a especificar el precio. Es probable que tenga un valor cercano a los $28,730 dólares, tal como la Chrysler Pacifica L 2019.

El fabricante estadounidense ha vendido más de 14.6 millones de minivans desde 1983, lo que -según sus propias cifras- dobla a cualquiera de sus competidores. La marca se ha concentrado en dicho segmento, considerando que en su catálogo solo sobrevive el viejo sedán 300. Sin embargo, el interés en las minivans ha disminuido a medida que las familias han migrado a las SUV.

Recomendaciones del editor