El Mini Cooper eléctrico recorre la ciudad con MotorTech

Esta semana en MotorTech, tuvimos en nuestras manos el primer modelo eléctrico fabricado en serie por Mini. Se trata de una versión actualizada de un modelo que ya es un clásico: el Mini Cooper eléctrico, un auto perfecto para navegar el tránsito de la ciudad, ahora en un modelo ecológico.

Las diferencias entre este auto y sus antecesores son sutiles, pero suficientes para percibir que nos encontramos ante algo renovado. Por ejemplo, su parte frontal ostenta una placa totalmente cerrada donde antes estaría la parrilla, pues al tratarse de un motor eléctrico no necesita de la refrigeración indispensable para un motor tradicional. Su interior también se siente familiar, conservando la esencia característica de la marca.

El corazón de este vehículo, desde un punto de vista estético, es la gran pantalla que tiene ubicada dentro de un marco circular justo en el centro, a la altura del volante. También cuenta con una minipantalla de visualización alternativa que se asoma por encima del tablero, útil para consultar los datos de nuestra conducción sin tener que despegar los ojos del camino.

A pesar de tratarse de un auto pequeño, sus dos techos de vidrio ayudan a generar una sensación de espacio, casi como si fuéramos a bordo de un descapotable. Esto es particularmente agradable para aquellos que se encuentran en los asientos de atrás, que no gozan de la amplitud y comodidad de los de adelante.

Cuenta con cuatro modos de manejo: Sport, Mid, Green y Green +, que ofrecen diferentes niveles de potencia y de ahorro de energía. De acuerdo con la compañía, una carga (que alcanza el 80 por ciento te su capacidad en 36 minutos) es suficiente para recorrer 110 millas (177 kilómetros) a bordo de este Cooper eléctrico. Quizá haya vehículos con mayores capacidades, pero no hay que olvidar que este es un auto hecho para la ciudad, donde su desempeño es más que ideal. Con sus aproximadamente 181 hp, es capaz de alcanzar de 0 a 60 mph (100 kph) en tan solo 6.9 segundos.

Esta versión del Mini Cooper tiene un costo aproximado de $36,000 dólares en Estados Unidos; pero puedes conseguir su versión más básica por cerca de $30,000 dólares.

Recomendaciones del editor